http://www.peterjamesx.com/Spanish/Spanish%20Docs%202012/The%20Dream_files/image003.jpg 

        La Santa Biblia es la Palabra Inmutable y Viva del Eterno Dios           ¿QUE TENGO QUE HACER?

                 

      http://www.peterjamesx.com/Spanish/Spanish%20Docs%202012/The%20Dream_files/image005.jpg                         

  CHAIN    Rompiendo todas las cadenas CHAIN      

           Poniendo en libertad a los Cautivos    

 

                     Spanish Obey or Perish

    http://www.peterjamesx.com/Spanish/Spanish%20Docs%202012/The%20Dream_files/image010.jpg

     NOS AFECTA HOY DíA LA LECCIÓN DE ACáN                  

 

Hay un problema serio que afecta a mucha gente hoy día.  En Josué, capítulos 1 a 7 la biblia explica claramente este problema, y sus consecuencias.

 

Tenemos que entender que causará un aprieto grave, hasta que se quitara completamente el problema, cualquier relación con algo que declara ‘Maldito’ el Eterno Dios.  No importa lo más mínimo lo que creamos.

Cuando nos manda directamente el Eterno Dios, o por medio de sus siervos, tenemos que prestar atención.

 

Es imposible poner demasiado énfasis en la importancia vital de la cuestión de ‘Obediencia Absoluta’.

El documento:  Obedecer o Perecer

Es la lección principal con la cual el género humano ha rechazado conformarse y obedecer.  No importa si seas ‘Cristiano o no Cristiano’.

En realidad, se aprenderá la lección, por el modo fácil, o difícil, y muy doloroso.

 

Mateo 7:4  ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí hay una viga en tu propio ojo?

Mateo 7:5  ¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, entonces mirarás claramente para sacar la paja del ojo de tu hermano.

 

Somos todos expertos en ver los problemas de otros, pero no vemos los nuestros.  Aun cuando se recalca  nuestros problemas, seguimos alegremente nuestro camino, haciendo lo que nos apetezca.  Tal curso no es solamente en perjuicio de nosotros, sino causa daño grave al Cuerpo de Cristo.

 

Nos equivocamos seriamente si:

Escogemos hacer caso omiso de un problema, si creamos que, después de un poco de tiempo, el problema desaparecerá.

Pensamos que, si existiera tal problema, Dios trataría con el.

Pensamos que no es nuestro problema.

Pensamos que, estudio la biblia, y oro, por lo tanto no es posible que haya problema.

Pensamos que Dios nos habla pero no se ha quejado, por lo tanto todo debe estar bien. 

A menudo, no viene a la mente que el Eterno Dios pudiera haber enviado su mensajero para aclararnos.  Pero, en nuestra ceguera, no escogemos aceptar lo que se nos haya dicho.

 

Jeremías 25:4  Y envió Jehová a vosotros todos sus siervos los profetas, madrugando y enviándolos; mas no oísteis, ni inclinasteis vuestro oído para escuchar  

 

¿Cómo supieras que Dios te había enviado tal persona?

 

Mateo 7:20  Así que, por sus frutos los conoceréis.  

 

Es absolutamente verdadero que el Eterno Dios es un Dios de amor pero, por definición, tiene también que ser un Dios de juicio.

 

1 Juan 4:8  El que no ama no conoce a Dios, porque Dios es amor.  

 

1 Juan 4:16  Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros.

Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él. 

 

Equivocamos en creer la mentira que todo es aceptable porque Dios es amor.

Tal razonamiento quiere decir que se puede hacer todo lo que nos apetezca porque estamos bajo el Nuevo Pacto.  Esto es una definición errónea de la Gracia.

 

Juan 14:15  Si me amáis, guardad mis mandamientos;  

 

Además, el Eterno Dios puede perdonar todo pecado, a pesar de cómo sea abominable.

Sin embargo, por ninguna parte se nos dice que quitará el Eterno Dios la pena del pecado.  Pueda retrasarlo, pero se tiene que pagar el precio tarde o temprano.

 

El Eterno Dios no comprometerá en lo más mínimo, a favor de nadie.

 

La lección en Josué, capítulos 1 – 7, nos demuestra claramente que el Eterno Dios es también Dios de Juicio, y debemos obedecerle.

 

Esa es una de las lecciones fundamentales más críticas, que la biblia enseña desde Génesis hasta Apocalipsis.  Hacemos caso omiso de este hecho en perjuicio de nosotros personalmente, y en perjuicio también del Cuerpo de Cristo.

 

En este tiempo crítico, en la historia del mundo, debemos humillarnos, y arreglarnos, porque es más tarde que pensamos.

Hace muchos años, Dios nos ha dicho que no debemos creer que seamos irreemplazables, porque no es la realidad.

 

Primero, vemos que el Eterno Dios escogió Josué como el nuevo jefe de Israel Bíblica, después de la muerte de Josué.

No fue escogido por votación.

La descripción de la obra de Josué fue precisa.

Al obedecer al Eterno Dios en todo, tendría éxito.

 

Josué 1:7  Solamente esfuérzate, y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó. No te apartes de ella ni a derecha ni a izquierda, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendieres.  

Josué 1:8  Este libro de la ley nunca se apartará de tu boca, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.  

Josué 1:9  Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo dondequiera que vayas. 

 

Todas las tribus de Israel Bíblica comprendieron la responsabilidad de Josué hasta que decía la gente que los que rebelarían contra Josué deberían morir.

 

Josué 1:17  De la manera que obedecimos a Moisés en todas las cosas, así te obedeceremos a ti; solamente que Jehová tu Dios esté contigo como estuvo con Moisés. 

 

Tal declaración demuestra que las tribus de Israel no eran ignorantes de la voluntad del Eterno Dios.

 

Josué 1:18  Cualquiera que fuere rebelde a tu mandamiento, y no obedeciere a tus palabras en todas las cosas que le mandares, que muera; solamente esfuérzate y sé valiente. 

 

A pesar de todas estas declaraciones, la biblia declara que ‘los hijos de Israel pecaron’, y que la ira de Jehová se encendió.

Eso quiso decir que, como ellos habían declarado en el versículo más arriba, algunos morirían.

 

Josué 7:1 Pero los hijos de Israel cometieron prevaricación en el anatema: …..… y la ira de Jehová se encendió contra los hijos de Israel. 

 

La parte de en medio del versículo, más abajo, aclaró que un solo hombre, Acán, había pecado, pero el pecado de este solo hombre, tuvo consecuencias graves.  Todas las naciones de Israel Bíblica sufrían como consecuencia del pecado de Acán.

Unas personas murieron en realidad.

 

… porque Acán, hijo de Carmi, hijo de Zabdi, hijo de Zera, de la tribu de Judá, tomó del anatema:

 

Acán había pecado por tomar algo que el Eterno Dios había llamado ‘anatema’.

 

Por cualquier razón, el hombre elige no comprender que ‘Ningún hombre es una isla’. 

Tenemos solamente que considerar las consecuencias del pecado de Adán y Eva.

Cada ser humano, que haya vivido, o vivirá, ha sido afectado o será afectado por su pecado.

 

Queremos decir que a menos que no hiciéramos daño a otros, podemos hacer lo que nos apetezca.

Veremos que no es verdad.

 

En Josué. Capítulo 1, vemos que Josué, que tomó cargo de Moisés, fue verdaderamente hombre poderoso y fiel, a quien el Eterno Dios hizo promesas grandes.

Esta es una de las muchas promesas.

 

Josué 1:5  Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé. 

Josué 1:6  Esfuérzate y sé valiente; porque tú repartirás a este pueblo por heredad la tierra de la cual juré a sus padres que la daría a ellos. 

 

Es posible entender que el Eterno Dios obraba con poder con Josué.

Josué y las tribus de Israel atravesaron el río Jordán sobre tierra seca.

Se separó el río, permitiendo que pudieran atravesar, como se separó el mar Rojo, permitiendo su huida del Faraón.

Fue gran milagro.

 

Jericó era la primera ciudad que tomó Josué.

Podemos aprender mucho de este hecho.

Las murallas dobles de Jericó eran gigantescas.

Los habitantes pudieron creer que fueron invencibles.

De modo semejante, se puede considerar que el anatema es demasiado grande para abordarlo.

No es verdad.

El Eterno Dios hizo caer los muros de Jericó.

Humíllate y sométete a Él, y obrará en tu situación como hizo en Jericó.

 

 

              

Diagrama sección esquemática del sistema                       La reconstrucción del artista del lado del norte de      Jericó anciana, basada en las

de fortificaciones a Jericó, basada en la                               excavaciones alemanes de 1907 – 1908.  Notemos las casas construidas contra

trinchera del oeste de Kenyon.                                               el muro de barro de la ciudad, que está sobre el muro de contención de piedra.  La

                                                                                                      Biblia declara que la casa de Rahab fue construida contra el muro de la ciudad.

                                                                                                      (Josué 2:15)

 

Se puede entender que todas las naciones de Israel Bíblica obedecieron el mandamiento de no tomar nada de la ciudad maldita.

Comida de valor quedó intacta.

 

Garstand y Kenyon hallaron muchos tarros para almacenar la comida, llenos de grano, que habían sufrido la destrucción ardiente.  Esto es un hallazgo único en los anales de arqueología.  El grano tuvo valor, no solamente como fuente de comida, sino también como comodidad para trocar.  Bajo circunstancias normales, los conquistadores habrían robado el grano.  ¿Por qué se lo dejó a Jericó?  La Biblia nos da la respuesta.

Josué mandó a los Israelitas que dedicaran la ciudad y todo lo que se halló allí a Jehová. (Josué 6:17)

 

Capturaron a esa ciudad por hacer exactamente lo que les dijo hacer el Eterno Dios.

Pasearon silenciosamente alrededor de la ciudad durante seis días.

 

Josué 6:10  Y Josué mandó al pueblo, diciendo:

Vosotros no gritaréis, ni se oirá vuestra voz,

ni saldrá palabra de vuestra boca,

hasta el día que yo os diga: Gritad; entonces gritaréis. 

 

Josué 6:15  Y al séptimo día se levantaron cuando subía el alba, y dieron vuelta a la ciudad de la misma manera siete veces: solamente este día dieron vuelta alrededor de ella siete veces.  Josué 6:16  Y cuando los sacerdotes tocaron las trompetas la séptima vez, Josué dijo al pueblo: ¡Gritad! Porque Jehová os ha entregado la ciudad.

 

Me he enterado, hace muchos años, de que los eruditos han dicho que apareció que los muros fueron empujados en la tierra.

Parece que la biblia dice la mismísima cosa.

Por lo tanto, aun después de hundirse, los muros no impidieron a Israel Bíblica.

¡Qué milagro increíble!

Este acontecimiento nos demuestra que no debemos temer actuar para realizar las instrucciones del Eterno Dios.

 

Después del setenta paseo alrededor de la ciudad, las escrituras nos declaran que el muro “cayó a plomo”. (Josué 6:20)   la lengua hebraica sugiere que el muro cayó debajo de sí mismo.  ¿Hay prueba de tal sucedido a Jericó?

 

Comentario de p.j. : Esto quiere decir exactamente lo que se declara más arriba. 

No es necesario explicarlo como se hace abajo.

Esto es cómo fue posible que los soldados pasearan hacia adelante, sin obstáculo.  Si hubiera montones de piedra, no sería posible.

 

Parece que hay pruebas abundantes que el muro de barro de la ciudad cayó y fue depositado a la base del muro de contención de piedra al tiempo que llegó a su fin la ciudad. 

 

Jericó debe haber sido un lugar muy malo.

Vemos que toda la ciudad, incluso los animales, fue maldita.

Había probablemente seres medio humanos/medio animales, nefilím, la bioingeniería, y la bestialidad, que han contaminado los animales.  Idolatría y el sacrificio humano habrían sido lo normal.

Por lo tanto, la sentencia sobre la ciudad era destrucción.

Si se lea los libros de la ley, como Deuteronomio, se verá como Israel Bíblica había recibido advertencias claras contra la realización de las prácticas paganas del lugar.  Desdichadamente, Israel Bíblica adoptó todas esas prácticas horrorosas, y las realizan aún hoy día.

 

Absolutamente todo fue maldito.

 

Josué 6:17  Mas la ciudad será anatema a Jehová, ella con todas las cosas que están en ella: solamente Rahab la ramera vivirá, con todos los que estuvieren en casa con ella, por cuanto escondió los mensajeros que enviamos. 

 

Se había advertido a la gente que no tomaran nada de la ciudad, porque fue maldita.  Si desobedecieran, esa persona y toda la nación de Israel serían malditas.

 

Josué 6:18  Pero guardaos vosotros del anatema, que ni toquéis, ni toméis alguna cosa del anatema, no sea que hagáis anatema el campamento de Israel y vosotros mismos, y lo turbéis.

 

Entonces, se declara que se pondría todo la plata, el oro, y los vasos de bronce y de hierro en el Tesoro del Templo.

 

Josué 6:19  Mas toda la plata y el oro, y los vasos de bronce y de hierro, son consagrados a Jehová. Entrarán al tesoro de Jehová. 

 

Josué salvó Rahab, como habían prometido las espiones.

La ciudad fue destrozada completamente, y se puso casi todo el oro, la plata, el bronce, y hierro en el tesoro de Jehová.

 

Josué 6:24  Y consumieron con fuego la ciudad, y todo lo que en ella había; solamente pusieron en el tesoro de la casa de Jehová la plata, y el oro, y los vasos de bronce y de hierro. 

Josué 6:25  Mas Josué salvó la vida a Rahab la ramera, y a la casa de su padre, y a todo lo que ella tenía: y habitó ella entre los israelitas hasta hoy; por cuanto escondió los mensajeros que Josué envió a reconocer a Jericó. 

 

En Josué, capítulo 7, la nación de Israel Bíblica, vino a la segunda ciudad, que se llamaba Hai, y tuvo la intención de conquistarla, como Dios les había mandado hacer.

Otra vez, Josué envió sus espiones, que le dijeron, que era una pequeña ciudad, 2 o 3 miles de soldados pudiendo conquistarlo.

 

Pero, Josué halló que tuvo entre manos un desastre entero, en vez de la vitoria, que hemos demostrado que Dios le había prometido en Josué, capítulo 1. 

 

Josué 7:4  Y subieron allá del pueblo como tres mil hombres, los cuales huyeron delante de los de Hai.  

Josué 7:5  Y los de Hai hirieron de ellos como treinta y seis hombres, y los siguieron desde la puerta hasta Sebarim, y los rompieron en la bajada: por lo que se disolvió el corazón del pueblo, y vino a ser como agua.

 

Josué fue completamente afligido hasta echar la culpa a Dios del desastre.

 

Josué 7:6  Entonces Josué rompió sus vestiduras, y se postró en tierra sobre su rostro delante del arca de Jehová hasta la tarde, él y los ancianos de Israel; y echaron polvo sobre sus cabezas.

Josué 7:7  Y Josué dijo: ¡Ah, Señor Jehová! ¿Por qué hiciste pasar a este pueblo el Jordán, para entregarnos en las manos de los amorreos y que nos destruyan? ¡Mejor nos hubiéramos quedado al otro lado del Jordán!

Josué 7:8  ¡Ay Señor! ¿Qué diré, ya que Israel ha vuelto la espalda delante de sus enemigos? 

Josué 7:9  Porque los cananeos y todos los moradores de la tierra oirán, y nos cercarán, y raerán nuestro nombre de sobre la tierra: entonces ¿qué harás tú a tu grande nombre? 

 

Jehová pregunto a Josué, ¿por qué te postras sobre tu rostro?  Le dijo también de levantarse.

 

Josué 7:10  Y Jehová dijo a Josué: Levántate; ¿por qué te postras así sobre tu rostro?

 

No vino a la mente de pobre Josué que había pecado en su campamiento. Por misericordia, el Eterno Dios dio a Josué la razón precisa de su derrota.  Es precisamente lo mismo hoy día, y esto es la meta de nuestro documento.  Tenemos todos que entender que hay razón legal que no tengamos paz en nuestras casas.

 

Es posible que no supimos la razón, como no lo supo Josué, o quizás que escojamos considerar que es trivial la razón legal.  Por lo tanto, seguimos segando las consecuencias.

 

No es solamente serio, sino crítico, porque la biblia nos dice claramente que el Eterno Dios no será con nosotros, a pesar de lo que creamos, y los pretextos que diéramos para nuestra rebelión.

La reacción automática es engañarnos, y darnos permiso para seguir paseando por el camino de ruina.

 

Josué 7:11  Israel ha pecado, y aun han quebrantado mi pacto que yo les había mandado; pues aun han tomado del anatema, y hasta han hurtado, y también han mentido, y aun lo han guardado entre sus enseres. 

Josué 7:12  Por esto los hijos de Israel no podrán estar delante de sus enemigos, sino que delante de sus enemigos volverán la espalda; por cuanto han venido a ser anatema. Ya no seré más con vosotros, al menos que destruyáis el anatema de en medio de vosotros. 

 

Tenemos también que entender que murieron 36 hombres, que no deben de haber muerto.

Por lo tanto, Acán fue culpable de asesino porque causó personalmente sus muertes.

 

Es necesario que consigamos que nos entrase en nuestras cabezas huecas que nuestra rebeldía está prolongando el sufrimiento horroroso que veamos en la televisión, y en los medios varios.

Como Acán, nosotros somos responsables.

 

Es posible también engañarnos para creer que no hagamos algo mal cuando, de verdad, causamos daño serio al Cuerpo de Cristo.  Causamos literalmente todo género de dolor y sufrimiento al Cuerpo de Cristo y, como ya he dicho, estamos prolongando el dolor de millones de personas inocentes.

¿Somos indiferentes en realidad?

Acán no consideró en lo más mínimo que había causado dolor y la muerte a otros, y nosotros tampoco.

 

El Eterno Dios nombró Moisés y Josué sobre las naciones de Israel Bíblica.  Es hecho sencillo que muchos de sus subordinados hubieran preferido otra persona.  Tal principio empezó a la parte de arriba, es decir, a Aarón y Miriam, los hermanos de Moisés.

                                                                                                                       

Números 12:1  Y Miriam y Aarón hablaron contra Moisés a causa de la mujer etíope que había tomado; porque él había tomado mujer etíope. 

Números 12:2  Y dijeron: ¿Solamente por Moisés ha hablado Jehová? ¿No ha hablado también por nosotros? Y lo oyó Jehová. 

 

Esto es la evaluación del Eterno Dios de Moisés.

 

Números 12:3  (Y aquel varón Moisés era muy manso, más que todos los hombres que había sobre la tierra). 

 

El Eterno Dios preguntó a Aarón y Miriam si no tuvieron temor de quejarse de Moisés.

 

Números 12:8  Boca a boca hablaré con él, y claramente, y no por figuras; y verá la apariencia de Jehová: ¿por qué, pues, no tuvisteis temor de hablar contra mi siervo Moisés? 

 

Entonces, oímos que el Eterno Dios se enfureció con ambos.

 

Números 12:9  Entonces el furor de Jehová se encendió contra ellos; y se fue. 

 

Miriam acabó por estar leprosa.

 

Números 12:10  Y la nube se apartó del tabernáculo; y he aquí que Miriam quedó leprosa, blanca como la nieve; y miró Aarón a Miriam, y he aquí que estaba leprosa.  

 

Creo que, solamente porque Aarón fue el sumo sacerdote, no sufrió la leprosa, visto que habría sido descalificado de su puesto.

Aarón ya había perdido dos hijos en el desierto de Sinaí, a causa de rebelión.

Hay una lección clara.  La Rebelión conduce últimamente a la muerte.

 

Números 3:4 Mas Nadab y Abiú murieron delante de Jehová, cuando ofrecieron fuego extraño delante de Jehová, en el desierto de Sinaí: y no tuvieron hijos: y Eleazar e Itamar ejercieron el sacerdocio delante de Aarón su padre.

 

Porque su hermano, Moisés, clamó a Dios, y Miriam fue limpiada de su leprosa,

 

Números 12:13  Entonces Moisés clamó a Jehová, diciendo: Te ruego, oh Dios, que la sanes ahora. 

Números 12:14  Y Jehová respondió a Moisés: Si su padre hubiera escupido en su cara, ¿no se avergonzaría por siete días? Sea echada fuera del campamento por siete días, y después que sea recibida de nuevo.

 

Tenemos que entender que no depende de nuestra propia inteligencia para determinar lo que será mejor para el Cuerpo de Cristo.

Como Aarón y Miriam, podemos pensar lo que nos apetezca,

Y podemos hacer lo que nos gusta.

Sin embargo, hará siempre consecuencias.

 

1 Corintios 12:18  Mas ahora Dios ha colocado los miembros cada uno de ellos en el cuerpo, como Él quiso.

 

Números 12:26  Y si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él; o si un miembro es honrado, todos los miembros con él se regocijan.

1 Corintios 12:27  Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros en particular.

1 Corintios 12:28  Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, lo segundo profetas, lo tercero maestros; luego milagros; después dones de sanidades, ayudas, gobernaciones, diversidad de lenguas.

 

Acán creyó que fue aislado y seguro en su tienda, y que podía hacer lo que le gustaba.

Se equivocó en realidad.

Muchas personas hacen lo mismo hoy día.

Josué, capítulo 1, declara la pena de muerte para la desobediencia.

 

Josué 1:18  Cualquiera que fuere rebelde a tu mandamiento, y no obedeciere a tus palabras en todas las cosas que le mandares, que muera; solamente esfuérzate y sé valiente. 

 

Además, Acán robó directamente al Eterno Dios.

 

Josué 7:19  Entonces Josué dijo a Acán: Hijo mío, te ruego, da gloria a Jehová, Dios de Israel, y confiesa ante Él; y declárame ahora lo que has hecho, no me lo encubras.

 

Habiendo echado suertes, se identificó Acán como el culpable.

Reconoció lo que había hecho, y dijo a Josué que los artículos que había robado se hallaron en su tienda.

 

Josué 7:20  Y Acán respondió a Josué, diciendo: Verdaderamente yo he pecado contra Jehová el Dios de Israel, y he hecho así y así:

Josué 7:21  Que vi entre el despojo

un manto babilónico muy bueno, y

doscientos siclos de plata, y

un lingote de oro de peso de cincuenta siclos;

lo cual codicié y tomé; y he aquí que está escondido debajo de tierra en el medio de mi tienda, y el dinero debajo de ello.

Josué 7:22  Josué entonces envió mensajeros, los cuales fueron corriendo a la tienda; y he aquí estaba escondido en su tienda, y el dinero debajo de ello.

 

Josué había aconsejado a toda la nación de Israel no tomar nada de Jericó porque todo en ello, incluso los habitantes, quedó maldito.

 

Josué 7:18  Pero guardaos vosotros del anatema, que ni toquéis, ni toméis alguna cosa del anatema, no sea que hagáis anatema el campamento de Israel y vosotros mismos, y lo turbéis.

. 

Josué 7:20  Y Acán respondió a Josué, diciendo: Verdaderamente yo he pecado contra Jehová el Dios de Israel, y he hecho así y así:

Josué 7:21  Que vi entre el despojo un manto babilónico muy bueno, y doscientos siclos de plata, y un lingote de oro de peso de cincuenta siclos; lo cual codicié y tomé; y he aquí que está escondido debajo de tierra en el medio de mi tienda, y el dinero debajo de ello.

 

Josué 7:22  Josué entonces envió mensajeros, los cuales fueron corriendo a la tienda; y he aquí estaba escondido en su tienda, y el dinero debajo de ello.

Josué 7:23  Y tomándolo de en medio de la tienda, lo trajeron a Josué y a todos los hijos de Israel, y lo pusieron delante de Jehová.

Josué 7:24  Entonces Josué, y todo Israel con él, tomó a Acán hijo de Zera, y el dinero, y el manto, y el lingote de oro, y sus hijos, y sus hijas, y sus bueyes, y sus asnos, y sus ovejas, y su tienda, y todo cuanto tenía, y lo llevaron todo al valle de Acor.

 

Josué 7:25  Y dijo Josué: ¿Por qué nos has turbado? Jehová te turbe en este día. Y todos los israelitas los apedrearon, y los quemaron a fuego, después de apedrearlos con piedras.

 

Esta lección nos afecta hoy día.

Si, quizás, tengamos algo en nuestras casas que califica de abominación, tendremos insoslayablemente un problema.

Esto es principio irrompible.

No importa como quedan tales cosas en nuestras casas.  Nuestro ambiente será maldito, y a pesar de lo que creamos, el Eterno Dios no será más con nosotros.

Es posible creer que observamos los mandamientos, estudiamos la biblia, oramos y aun oímos del Eterno Dios El mismo.

Según Josué, capítulo 7, hasta que resolvemos el problema, todo es vano.

 

Por supuesto, el pecado de rebelión se vincula directamente con esto.

 

Tenemos que entender que lo que Dios exige de nosotros es:

Obediencia absoluta

Pureza absoluta

Desinterés absoluto

Amor absoluto

Honradez absoluta

Y un ambiente no contaminado.

 

No son ideas mías, sino son las lecciones críticas de la Biblia.

 

Documento: Qué es el Pecado

 

Información Suplementaria:

Hay unos artículos y situaciones que no están debajo de nuestro control.  Bajo tales circunstancias, busca consejo, y guía sobre estas cuestiones.

 

En realidad, nuestro ambiente no puede ser tan tranquilo o bendito que posible si estos artículos no quedaron en nuestras casas o si estas situaciones no existieron.

 

Estos son unos de los artículos que impiden la paz y las bendiciones: literatura falsa de iglesias falsas, de todo género, que sea imprimida, o del ordenador, o de otro medio.  Los discos, video y audio, las videocasetes, las revistas, que representan asuntos declarados abominaciones, como pornografía, homosexualidad, lesbianismo, bestialidad, pedofilia, prostitución, violación, y algo por el estilo, violencia extrema, tortura, y brujería bajo sus muchas formas, como Harry Potter, el Señor de los Anillos, drogas para el recreo, cigarrillos, etcétera, y comida no limpia.

 

                      Qué vas a hacer antes de que sea demasiado tarde?

            Documento:  La Obediencia es la única vía de evasión

         Bottom Picture 2010-02-06_200329

                                                           Mensajes De Peter James

                                                                          El Fin Spanish