````http://www.peterjamesx.com/Spanish/Spanish%20Docs%202012/The%20Dream_files/image003.jpg 

        La Santa Biblia es la Palabra Inmutable y Viva del Eterno Dios           ¿QUE TENGO QUE HACER?

                 

      http://www.peterjamesx.com/Spanish/Spanish%20Docs%202012/The%20Dream_files/image005.jpg                         

  CHAIN    Rompiendo todas las cadenas CHAIN      

           Poniendo en libertad a los Cautivos    

 

                     Spanish Obey or Perish

    http://www.peterjamesx.com/Spanish/Spanish%20Docs%202012/The%20Dream_files/image010.jpg

        SOCAVONES Y RUIDOS EXTRAÑOS

 

Hay muchos reportajes de agujeros enormes, llamado socavones,

que abren en la tierra, aparentemente en lugares hecho al azar,

en el mundo entero.  A veces, la tierra devora casas enteras,

o partes de casas, o quiebra los caminos.

 

Los Socavones equivalen al Juicio.

Debemos esperar la intensificación dramática de tales terrores impredecibles en el mundo entero.

Como he explicado repetidas veces, no hay evasión posible de los acontecimientos de los Postreros Días, a menos que tengamos el sello del Eterno Dios sobre la frente.  Aunque se tratara de hacer cualquier cosa para protegerse, de tomar el mejor consejo posible, será irrelevante, y en vano.

 

Entendamos claramente que no importa si una persona cree que tenga relación correcta con el Eterno Dios.

En realidad, lo importante es si considera el Eterno Dios que una persona tenga una relación correcta con Él.

 

Hoy día, muchas de las personas más despreciables creen que el Eterno Dios les conseja y dirige, pero es muy claro, aun a los incrédulos, la malignidad abominable de muchas de esas personas, que mienten, codician, roban, matan, y abusan de modo horroroso los niños, mientras pretenden servir

a Dios. Los jefes de iglesias, y los políticos afirman generalmente que ellos sirven ‘a Dios’, cuando están realmente los siervos de Satanás.

La mayoría de personas que afirman así son mentirosas.

 

No es posible ser mentiroso y afirmar que se sirve al Eterno Dios

No es posible ser asesino y afirmar que se sirve al Eterno Dios.

No es posible ser egoísta, arrogante, y afirmar que se sirve al Eterno Dios.

 

Fotos de Socavones

 

	A super sinkhole at 4th and Woodbine Streets in Harrisburg, PA.

 

Donald Gilliland/ The Patriot-News

Un "super socavón" a las calles Fourth y Woodbine en Harrisburg, Pa., el mes pasado.

Hay casi 41 socavones semejantes en la ciudad, pero el gobierno local no tiene bastante

dinero para arreglarlos.

NyDailyNews.com Original Article.

 

http://www.thetruthseeker.co.uk/wordpress/wp-content/uploads/2013/03/Sinkhole-Photo-by-Hoshana-225x300.jpg   Why Are Giant Sinkholes Appearing All Over America?  Is Something Happening To The Earth's Crust? - Photo by Brian Stansberry

 

sinkholes-3

 

http://www.thetruthseeker.co.uk/?p=66638

 

Fotos suplementarios: Daily Mail Article on Sink Holes.

 

Consideraremos el informe sobre el primer socavón en la Biblia.

 

Siervos sinceros del Eterno Dios han sido, y serán siempre, rechazados

y despreciados, aun por sus familias, y por las personas que pretenden

ser siervos de ‘Dios’.

 

Moisés encontró problemas graves con su propia familia:

su hermano mayor, Aarón, que era el Sumo Sacerdote, y su hermana,

Miriam, rebelaron contra su dirección, y contra su selección

de una mujer etíope, Zipporah (Números, capítulo 12).

Dijeron una cosa con su boca, pero en sus corazones era cosa distinta. 

 

Números 12:1  Y Miriam y Aarón hablaron contra Moisés

a causa de la mujer etíope que había tomado;

porque él había tomado mujer etíope. 

 

Me gusta muchísimo la frase, Y lo oyó Jehová.

Cualquiera que habla rebelión, tiene que considerar cuidadosamente

que Jehová lo oye.

 

Números 12:2  Y dijeron: ¿Solamente por Moisés ha hablado Jehová?

¿No ha hablado también por nosotros? Y lo oyó Jehová.

Números 12:3  Y aquel varón Moisés era muy manso,

más que todos los hombres que había sobre la tierra.

 

Debemos considerar con cuidado que nuestras acciones,

que consideráramos ser buenas y aceptables, son en realidad

abominación ante el Eterno Dios.

El furor del Eterno Dio se encendió contra ellos.

 

Eso es lo que dijo.

 

Números 12:8  Boca a boca hablaré con él, y claramente,

y no por figuras; y verá la apariencia de Jehová:

¿por qué, pues, no tuvisteis temor de hablar contra mi siervo Moisés? 

Números 12:9  Entonces el furor de Jehová se encendió contra ellos;

y se fue.

 

Como consecuencia, Dios golpeó Miriam con la lepra.

 

Números 12:10  Y la nube se apartó del tabernáculo;

y he aquí que Miriam quedó leprosa, blanca como la nieve;

y miró Aarón a Miriam, y he aquí que estaba leprosa.

 

En Números 16, surge la mismísima actitud de rebelión en Coré,

que era hijo de la línea sacerdotal de Leví.

 

Números 16:1  Y Coré, hijo de Izhar, hijo de Coat, hijo de Leví;

y Datán y Abiram, hijos de Eliab; y Hon, hijo de Pelet,

de los hijos de Rubén, tomaron gente, 

 

Esto es lo que hizo Coré.   Tomó entre la élite de la nación

de Israel Bíblica para confrontar a Moisés y Aarón.

Por lo tanto, Moisés y Aarón enfrentaban a 250 de la élite

de Israel Bíblica.

 

Números 16:2  y se levantaron contra Moisés con

doscientos cincuenta varones de los hijos de Israel,

príncipes de la congregación, de los del consejo, varones de nombre;

 

Tuvieron queja semejante.  Ellos creyeron neciamente que fueron

semejantes a Moisés.  Dentro de poco, aprendieron la realidad.

Esto fue reto directo a la autoridad de Moisés y Aarón.

Fueron en realidad necios.

Perderían insoslayablemente.

Quejaron así a Moisés y Aarón.

 

Números 16:3  y se juntaron contra Moisés y Aarón,

y les dijeron: ¡Basta ya de vosotros!

Porque toda la congregación, todos ellos son santos,

y en medio de ellos está Jehová: ¿por qué, pues, os levantáis

vosotros sobre la congregación de Jehová?  

 

Tal acusación fue un choque a Moisés.

Se postró, y dijo a Coré que el próximo día, ellos aprenderían quien

servía al Eterno Dios.

Esto sería un enfrentamiento directo.

 

Números 16:4  Y cuando lo oyó Moisés, se postró sobre su rostro;

Números 16:5  y habló a Coré y a todo su séquito, diciendo:

Mañana mostrará Jehová quién es suyo, y quién es santo,

y hará que se acerque a Él; y al que

Él escogiere, Él lo acercará a sí. 

 

Moisés mandó que aparecieran ante Jehová mañana,

Con incienso y sus incensarios alumbrados.

 

Números 16:6  Haced esto: tomad incensarios, Coré y todo su séquito: 

Números 16:7  Y poned fuego en ellos, y poned en ellos incienso

delante de Jehová mañana; y será que el varón a quien Jehová escogiere,

aquél será santo: ¡Basta ya de vosotros, oh hijos de Leví! 

 

Moisés les pregunto si no valoraron la alta posición que ya les había dado

el Eterno Dios.  Les preguntó si les gustaría quedar en el sacerdocio.

Les preguntó también por qué se quejaban del Sumo Sacerdote, Aarón.

 

Números 16:8  Dijo más Moisés a Coré:

Oíd ahora, hijos de Leví: 

Números 16:9  ¿Os parece poca cosa que el Dios de Israel

os haya apartado de la congregación de Israel, para acercaros

a sí para que ministraseis en el servicio del tabernáculo de Jehová,

y estuvieseis delante de la congregación para ministrarles, 

Números 16:10  e hizo que te acercaras a Él, y

a todos tus hermanos los hijos de Leví contigo?

¿Y procuráis también el sacerdocio? 

Números 16:11  Por lo cual, tú y todo tu séquito

os juntáis contra Jehová, pues Aarón,

¿qué es, para que contra él murmuréis? 

 

La rebelión fue muy severa.  Algunos aun rehusaron francamente

obedecer la llamada de Moisés para que fueran a él.

 

Números 16:12  Y envió Moisés a llamar a Datán y

Abiram, hijos de Eliab;

mas ellos respondieron: No iremos allá. 

 

Ellos quejaron que no habían alcanzado una tierra que fluía leche y miel. 

Por segunda vez, rehusaron ir a Moisés.

 

Números 16:13  ¿Se te hace poco que nos hayas hecho venir

de una tierra que destila leche y miel,

para hacernos morir en el desierto,

sino que también te enseñorees de nosotros imperiosamente? 

Números 16:14  Ni tampoco nos has metido tú en tierra que fluya leche

y miel, ni nos has dado heredades de tierras y viñas.

¿Has de arrancar los ojos de estos hombres? ¡No subiremos! 

 

No habían entendido que, a causa de la rebelión de Israel Bíblica,

tuvieron que vagar en el desierto durante 40 años, hasta que murieran

todas las personas rebeldes.

 

Números 14:26  Y Jehová habló a Moisés y a Aarón, diciendo:

Números 14:27  ¿Hasta cuándo oiré esta depravada multitud

que murmura contra mí,

las querellas de los hijos de Israel, que de mí se quejan?

Números 14:28  Diles: Vivo yo, dice Jehová,

que según habéis hablado a mis oídos,

así haré yo con vosotros:

 

Números 14:29  En este desierto caerán vuestros cuerpos;

todos vuestros contados según toda vuestra cuenta,

de veinte años para arriba, los cuales habéis murmurado contra mí;

Números 14:30  vosotros a la verdad no entraréis en la tierra,

por la cual juré que os haría habitar en ella;

exceptuando a Caleb hijo de Jefone, y a Josué hijo de Nun.

 

Números 14:31  Mas vuestros chiquitos,

de los cuales dijisteis que serían por presa, yo los introduciré,

y ellos conocerán la tierra que vosotros despreciasteis.

Números 14:32  Y en cuanto a vosotros, vuestros cuerpos caerán

en este desierto.

Números 14:33  Y vuestros hijos andarán pastoreando

en el desierto cuarenta años,

y ellos llevarán vuestras fornicaciones,

hasta que vuestros cuerpos sean consumidos en el desierto.

 

Continuemos con la Rebelión de Coré

Moisés pidió que Jehová no respetara la ofrenda de Coré y sus seguidores,

y dijo que él (Moisés) no fue culpable de hacer mal.

 

Números 16:15  Entonces Moisés se enojó en gran manera, y dijo a Jehová:

No mires a su presente; ni aun un asno he tomado de ellos,

ni a ninguno de ellos he hecho mal.

 

Moisés organizó el enfrentamiento para el día siguiente,

cuando se vería claramente quien era el siervo verdadero

del Eterno Dios.

 

Números 16:16  Después dijo Moisés a Coré: Tú y todo tu séquito,

poneos mañana delante de Jehová; tú, y ellos, y Aarón.

Números 16:17  Y tomad cada uno su incensario, y poned incienso

en ellos, y acercaos delante de Jehová cada uno con su incensario;

doscientos cincuenta incensarios; tú también, y Aarón, cada uno con

su incensario. 

Los 250 hombres, con sus incensarios, es decir la luz, vinieron a la puerta

del tabernáculo.

 

Números 16:18  Y tomaron cada uno su incensario, y pusieron en ellos

fuego, y echaron en ellos incienso, y se pusieron a la puerta

del tabernáculo de la congregación con Moisés y Aarón. 

 

La gloria de Jehová apareció a todas las personas.

 

Números 16:19  Ya Coré había reunido contra ellos a toda

la congregación a la puerta del tabernáculo de la congregación;

entonces la gloria de Jehová apareció a toda la congregación. 

 

Jehová declara a Moisés y a Aarón que tienen que apartarse

de la congregación para que Dios pueda destrozarla

completamente. Como ya he explicado, un hombre pueda

causar la destrucción de mucha gente. 

¿Cuánta destrucción suplementaria causaría

250 personas que tenían el privilegio de servir en el Templo?

 

Documento: La Lección de Acán

 

Números 16:20  Y Jehová habló a Moisés y a Aarón, diciendo:  

Números 16:21  Apartaos de entre esta congregación,

y yo los consumiré en un momento.

 

Entonces, Moisés intercedió por toda la nación, porque tuvo miedo que

Dios la destrozaría completamente.

 

Números 16:22  Y ellos se postraron sobre sus rostros, y dijeron: Dios,

Dios de los espíritus de toda carne, ¿no es un solo hombre el que pecó?

¿Por qué has de airarte contra toda la congregación? 

 

El Eterno Dios quiso entonces que se apartaron de Coré todos los

colegas de Coré, Datán y Abiram.

 

Números 16:23  Entonces Jehová habló a Moisés, diciendo: 

Números 16:24  Habla a la congregación, diciendo:

Apartaos de en derredor de la tienda de Coré, Datán, y Abiram. 

 

Pues, Datán y Abirma, habiendo rehusado ir a Moisés, no fueron allí. 

Moisés fue a ellos para hablarles.

 

Podemos entender que las dimensiones del socavón comenzaban

a aumentar de modo dramático.  En primer lugar, había solamente

Coré y su familia.

 

Números 16:25  Y Moisés se levantó, y fue a Datán y Abiram;

y los ancianos de Israel fueron en pos de él.

 

Aumenta el socavón para incluir, no solamente Coré, sino Datán,

Abiram, sus mujeres, sus hijos, y todo lo que les pertenecía.

 

Números 16:26  Y él habló a la congregación, diciendo:

Apartaos ahora de las tiendas de estos hombres impíos,

y no toquéis ninguna cosa suya,

para que no perezcáis en todos sus pecados. 

Números 16:27  Y se apartaron de las tiendas de Coré, de Datán,

y de Abiram en derredor; y Datán y Abiram salieron

y se pusieron a las puertas de sus tiendas, con sus esposas,

y sus hijos y sus chiquitos.

 

Moisés dijo a la congregación que si todos esos hombres murieron

de muerte normal, tal sucedido confirmaría que él no fue hombre de Dios.

 

Números 16:28  Y dijo Moisés: En esto conoceréis que Jehová

me ha enviado para que hiciese todas estas obras;

pues no las hice de mi propio corazón. 

Números 16:29  Si como mueren todos los hombres murieren éstos,

o si fueren ellos visitados a la manera de todos los hombres,

Jehová no me envió. 

 

Moisés define como nueva cosa que un socavón devorará todas

las personas rebeldes, con sus familias, y sus bienes.

Se refiere también al hoyo como el infierno.  Por lo tanto, parece que

 el socavón fue el comienzo de un viaje al infierno.

 

Números 16:30  Mas si Jehová hiciere una nueva cosa,

y la tierra abriere su boca y los tragare con todas sus cosas,

y descendieren vivos al abismo, entonces conoceréis

que estos hombres irritaron a Jehová. 

Números 16:31  Y aconteció, que acabando él de hablar todas estas

palabras, se abrió la tierra que estaba debajo de ellos. 

 

Números 16:32  Y la tierra abrió su boca, y los tragó a ellos,

 y a sus casas, y a todos los hombres de Coré, y a toda su hacienda. 

Números 16:33  Y ellos, con todo lo que tenían, descendieron vivos

 al abismo, y los cubrió la tierra,

y perecieron de en medio de la congregación. 

 

Presa del pánico, toda la gente huyó.  Pero, Dios no tuvo intención

de destrozar a todo el mundo porque si fuera así, la tierra habría

devorado todo el mundo de la misma manera.

No es cuestión solamente que los socavones tragaran su blanco

intencionado, sino puedan enterrar todo lo que hayan tragado para

que nunca se lo vea más.

 

Números 16:34  Y todo Israel, los que estaban en derredor de ellos,

huyeron al grito de ellos;

porque decían: No nos trague también la tierra. 

 

Entonces envió Jehová el fuego para destrozar todos los 250 hombres

que habían ofrecido el incienso en rebelión.

No parece que sus familias ni sus bienes fueran destrozados según

el versículo abajo.

 

Números 16:35  Y salió fuego de Jehová, y consumió

a los doscientos cincuenta hombres que ofrecían el incienso. 

 

Un socavón enorme destrozó a Coré, Datán, y Abiram,

a sus familias, y sus bienes.

 

Ruidos Espantosos Inexplicables

 

Mientras aparecen socavones, al mismo tiempo, hay muchos

ruidos inexplicables, y aun espantosos, a través de la tierra.

¿Qué sucede?

 

Nadie ha dado una respuesta aceptable para tales ruidos.

Algunos afirman que se originan en HAARP.

Otros dicen que estos ruidos son las Trompetas que menciona el libro

de Apocalipsis, o dan otras razones.

 

Una explicación muy sencilla es posible.

 

En cuanto a lo que puedo determinar, el origen de estos ruidos no

es cierto. Los ruidos puedan venir de la tierra, o del cielo, o de ambos.

 

El versículo que sigue nos entera de que gime toda la creación porque

está en dolores.

Lo hace a causa de la rebelión de los hombres y de los ángeles.

 

Romanos 8:22  Porque sabemos que toda la creación gime a una,

y está en dolores de parto hasta ahora; 

 

Nosotros gemimos también.

He hallado que lo hago, sin saber por qué.

No tengo dolor físico, sino es aplicación del versículo que sigue.

 

Romanos 8:23  y no sólo ella, sino que también nosotros

que tenemos las primicias del Espíritu,

nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos,

esperando la adopción, esto es, la redención de nuestro cuerpo. 

 

Estos gemidos vienen del Espíritu Santo en nosotros,

intercediendo por nosotros, que necesitamos,

sino no podemos decir lo que son las intercesiones,

pero sabemos que ayudan a nuestras debilidades.

 

Romanos 8:26  Y de la misma manera, también el Espíritu nos ayuda

en nuestra debilidad;

pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos;

pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.         

 

Es muy fácil oír grabados de los ruidos, que se oye por todas partes.

 

http://www.youtube.com/watch?v=hl2Q560V5P0 Gime la Tierra 

 

 http://www.youtube.com/watch?v=NhAXIjJ56xE  La Voz de Nuestra Tierra

 

Existen muchos videos, en los cuales se afirma que

los ruidos se originan del espacio. 

Quizás que sí o no, pero lo cierto es que el ruido del espacio

será también un gemido, como los ruidos de la tierra. 

Por supuesto, pudieran ser distintas las armonías,

pero no será ruido alegre, como debe ser.

 

Es verdad que en Génesis 1 el Eterno Dios apartó el día de la noche,

pero no hay razón para pensar que antes del pecado de Adán y Eva todo

fue negro como la boca del lobo durante la noche.

Por el restablecimiento venidero todo será como fue antes del pecado

de Adán y Eva.

 

Isaías 30:26  Y la luz de la luna será como la luz del sol,

y la luz del sol siete veces mayor, como la luz de siete días,

el día que vendare Jehová la quebradura de su pueblo,

y curare la llaga de su herida.

 

Dios no creó el universo para ser lugar vacío árido, desolado

y gimiendo siempre en dolores,  como nos muestran todos los satélites

y los telescopios.

 

Estos versículos quieren decir precisamente lo que declaran.

En vez de gemir en dolor, la creación debe regocijar.

En realidad, hoy en día, no hay razón para regocijar.

 

Isaías 44:23  Cantad loores, oh cielos, porque Jehová lo hizo;

gritad con júbilo, lugares bajos de la tierra; prorrumpid, montes,

en alabanza; bosque, y todo árbol que en él está;

porque Jehová redimió a Jacob, y en Israel será glorificado.

 

Isaías 49:13  Cantad alabanzas, oh cielos,

y alégrate, tierra;

y prorrumpid en alabanzas, oh montes;

porque Jehová ha consolado a su pueblo,

y de sus pobres tendrá misericordia. 

 

No son solamente declaraciones figurativas, que suenan buenas.

La creación entera, incluso los animales, las plantas, y la gente,

ha sido creado para gustar y alabar al Eterno Dios.

 

1 Crónicos  16:31  Alégrense los cielos, y gócese la tierra,

y digan en las naciones: ¡Jehová reina! 

1 Crónicos  16:32  Resuene el mar, y su plenitud;

alégrese el campo, y todo lo que hay en él. 

 

Salmo 89:5  Los cielos celebrarán tus maravillas, oh Jehová;

tu fidelidad también en la congregación de los santos. 

 

Salmo 148:1  «Aleluya» Alabad a Jehová desde los cielos;

alabadle en las alturas. 

Salmo 148:2  Alabadle, vosotros todos sus ángeles; alabadle,

vosotros todos sus ejércitos. 

Salmo 148:3  Alabadle, sol y luna; alabadle, vosotras todas,

lucientes estrellas. 

Salmo 148:4  Alabadle, cielos de los cielos,

y las aguas que están sobre los cielos.

 

1.  Hemos visto que los Socavones Destructivos son Juicio.

 

2.  Hemos visto que hoy día la Creación Entera está gimiendo

debido al pecado, pero Dios la ha creado con fin contrario,

que es el regocijo.

 

            

                      Qué vas a hacer antes de que sea demasiado tarde?

            Documento:  La Obediencia es la única vía de evasión

     Bottom Picture 2010-02-06_200329

                                                           Mensajes De Peter James

                                                                      El Fin Spanish