http://www.peterjamesx.com/Spanish/Spanish%20Docs%202012/The%20Dream_files/image003.jpg 

        La Santa Biblia es la Palabra Inmutable y Viva del Eterno Dios           ¿QUE TENGO QUE HACER?

                 

      http://www.peterjamesx.com/Spanish/Spanish%20Docs%202012/The%20Dream_files/image005.jpg                         

  CHAIN    Rompiendo todas las cadenas CHAIN      

           Poniendo en libertad a los Cautivos    

 

Visita las páginas de Dones y e-libros para leer

más información que revela la verdad sobre el Vaticano.

 

                     Spanish Obey or Perish

    http://www.peterjamesx.com/Spanish/Spanish%20Docs%202012/The%20Dream_files/image010.jpg

                                Alberto Rivera

 

COMO El vaticano ha creado islam

                          

 

                   Martes el 11 de diciembre 00:58:39 2001

 

 

Como el Vaticano ha creado Islam.  La historia pasmosa de un ex sacerdote Jesuita, Alberto Rivera, que le dijo el Cardinal Bea cuando estaba al Vaticano.

 

Desde “El Profeta”

http://www.choosinglife.net/Islam.htm

 

El Profeta, Mahoma

 

Esta información Provino de Alberto Rivera, ex sacerdote Jesuita, después de su conversión al Cristianismo protestante.  Los extractos vienen de “El Profeta”, publicado por Chick Publications, P O Box 662, Chino, CA 91708.

 

Desde su publicación, después de varias tentativas sin éxito sobre su vida, murió de repente de intoxicación alimenticia.  No se debe silenciar su testimonio.  El doctor Rivera nos habla aún...

 

“Lo que os diré es lo que he aprendido en sesiones informativas en el Vaticano cuando era sacerdote jesuita, bajo juramento y iniciación.

 

Un cardinal Jesuita, que se llamaba Agustino  Bea, nos mostró como los Católicos han deseado desesperadamente tener Jerusalén al fin del tercer siglo.

 

Debido a su historia religiosa y su ubicación, la Santa Ciudad fue considerada un tesoro inestimable.  Fue necesario desarrollar un plan para hacer Jerusalén una ciudad Católica.

 

La gran fuente, sin explotar, de mano de obra que pudiera hacer esta tarea era los hijos de Ismael.  Los pobres árabes fueron víctimas de uno de los planes más listos jamás creado por los poderes de tinieblas.

 

Cristianos primeros fueron en toda parte con el evangelio, estableciendo iglesias pequeñas, pero encontraron oposición pesante.  Los Judíos y el gobierno romano persiguieron los creyentes en Cristo para terminar su desarrollo.  Pero los Judíos rebelaron contra Roma, y, en 70 d.de C, los ejércitos romanos, bajo el General Tito, derribaron Jerusalén, destrozando el gran templo judío que era el corazón de adoración judía…realizando la profecía de Cristo en Mateo 24:2.

 

Sobre este lugar santo hoy día, donde se encontraba el templo, se encuentra la Mezquita de la Cúpula de la Roca, el lugar de segunda importancia en Islam.

 

Cambios radicales estaban cociendo.  La corrupción, la apatía, la codicia, la crueldad, la perversión, y la rebelión desgastaban el Imperio Romano, y estaba a punto de desaparecer. La persecución contra los cristianos fue inútil porque ellos siguieron dando sus vidas por el evangelio de Cristo.

 

Satanás pudo terminar este desarrollo únicamente por crear una religión “Cristiana” falsa para destrozar la obra de Dios.  La solución estaba a Roma.  Su religión había provenido de Babilonia antigua y no necesitó más que un lifting.  No ha sucedido de la noche a la mañana, sino comenzó en las escrituras de “los primeros padres eclesiásticos”.

 

Por sus escrituras una nueva religión cobraría forma.  Se llamó finalmente la estatua de Júpiter a Roma San Pietro, y se cambió el nombre de la estatua de Venus a la Virgen María.  La ubicación escogida de su sede era una de las siete colinas, que se llamaba “Vaticanus”, el lugar de la serpiente buceando donde se encontraba el templo satánico de Janus.

 

La gran religión falsa era el catolicismo, que se llamaba “Misterio, Babilonia la Grande, madre de Rameras y Abominaciones de la Tierra” Apocalipsis 17:5.  Ella fue establecida para borrar el evangelio de la mente de la gente, matar a los creyentes en Cristo, establecer religiones, crear guerras y hacer que las naciones se emborracharan con el vino de sus fornicaciones, como veremos.

 

Tres religiones mayores tienen una cosa común – cada una tiene un lugar santo donde buscan guía.  El Catolicismo recurre al Vaticano como la Santa Ciudad.  Los Judíos recurren al Muro de Lamentaciones en Jerusalén, y los musulmanes recurren a la Meca como su Santa Ciudad.  Cada grupo cree que él recibe cierto tipo de bendiciones durante su vida entera por haber visitado su santo lugar.

 

Al principio, los visitantes árabes traerían dones a “la Casa de Dios”, y los conservadores del Kaaba eran gentiles a todos los visitantes.  Algunos traían sus ídolos y, no deseando ofender a tales personas, sus ídolos fueron puestos dentro del santuario.  Se dice que los Judíos veneraban el Kaaba como un tabernáculo periférico de Jehová hasta que se lo había contaminado con ídolos.

 

En una disensión tribal sobre un pozo (Zamzam) – el tesoro del Kaaba y las ofrendas de los peregrinos fueron descargadas en el pozo y se lo llenó con arena - desapareció el pozo.  Muchos años más tarde, Adb Al-Muttalib recibió visiones diciéndole donde hallar el lugar del pozo y su tesoro.  Se hizo el héroe de la Meca y fue destinado a ser el abuelo de Mahoma.

 

Antes de este tiempo, Agustino llegó a ser el obispo de África del Norte y tuvo éxito en ganando los Árabes al Catolicismo, incluso tribus enteras.  Entre estos conversos Árabes se desarrolló el concepto de buscar un profeta Árabe.

 

El padre de Mahoma murió de una enfermedad.  Los hijos de familias Árabes grandes, en lugares como la Meca, fueron enviados al desierto para el mamar y destetar y pasaron una parte de su niñez con las tribus Beduinas para instrucción y para evitar las plagas en las ciudades.

 

Después de la muerte de su madre y de su abuelo, Mahoma vivía con su tío cuando un monje católico aprendió su identidad y dijo, “Acompañad el hijo de vuestro hermano a su país y vigiladle contra los Judíos porque, por Dios, si ellos le ven y conocen de él, lo que conozco yo, ellos harán mal contra él.  Cosas grandes esperan este hijo de vuestro hermano.

 

El monje Católico había avivado el fuego para persecuciones futuras de Judíos por las manos de secuaces de Mahoma.  El Vaticano deseó desesperadamente Jerusalén, debido a su significado religioso, pero los Judíos lo bloquearon.

 

Otro problema era los Cristianos verdaderos en África del Norte que predicaban el evangelio.  El Catolicismo crecía en poder, pero no toleraría la oposición.

 

De algún modo el Vaticano tuvo que crear un arma para eliminar los Judíos y los creyentes Cristianos verdaderos, quienes rehusaron aceptar el Catolicismo.  En cuanto a África del Norte, el Vaticano consideró las multitudes de Árabes como una fuente de mano de obra para hacer su trabajo sucio.

 

Algunos Árabes se habían vuelto Católicos, y se pudiera utilizarlos para informar los jefes a Roma. El Vaticano utilizaba otros en una red de espionaje subterránea para realizar el plan maestro de Roma para controlar las multitudes de Árabes que habían rechazado el Catolicismo. Cuando “San Agustino” apareció, supo muy bien lo que sucedía.  Sus monasterios servían de bases para buscar y destrozar manuscritos de la Biblia que pertenecieron a los Cristianos verdaderos.

 

El Vaticano deseó crear un mesías por los Árabes, alguien que pudiera levantarse como gran jefe, hombre con carisma quien el Vaticano pudiera instruir para que uniera todos los Árabes no católicos atrás, creando un ejército poderoso que capturaría últimamente Jerusalén por el papa.

 

En la sesión informativa del Vaticano, el Cardinal Bea nos dijo esta historia.

 

Una mujer Árabe rica, secuaz sincero del papa, tuvo un papel enorme en este drama.  Era viuda, que se llamaba Khadijah.  Dio sus riquezas a la iglesia y se retiró a un convento, pero recibió la tarea de buscar un joven brillante que el Vaticano pudiera utilizar para crear una nueva religión y llegar a ser el mesías por los hijos de Ismael.

 

Khadijah tuvo un primo, que se llamaba Waraquah, Católico muy fiel y el Vaticano le dio el papel crítico de consejero a Mahoma.  Tuvo gran influencia sobre Mahoma.

 

Se envió profesores al joven Mahoma para instruirle intensivamente.  Estudió las obras de San Agustino, que le prepararon para su “gran vocación”.  El Vaticano mandó a Católicos Árabes a través de África del Norte que difundieran la historia de un hombre grande que estaba a punto de levantarse entre la gente para ser él que había escogido su Dios.

 

Mientras se preparaba a Mahoma, sus profesores le dijeron que sus enemigos fueron los Judíos y que los únicos Cristianos verdaderos fueron los Católicos.  Los profesores enseñaron que otras personas, que se llamaban Cristianos, fueron falsas y malas y fue necesario destrozarlos.  Muchos Musulmanes lo creen.

 

Mahoma empezó a recibir “revelaciones divinas” y la prima católica de su mujer, Waraquah, ayudaba a interpretarlas.  Provino de estas revelaciones el Corán.  En el quinto año de la tarea de Mahoma, vino la persecución contra sus secuaces porque rehusaron adorar los ídolos en el Kaaba.

 

Mahoma mandó a algunos que huyeran a Abisinia, donde Negus, el rey Católico, los aceptaron porque las opiniones de Mahoma sobre la virgen María fueron casi iguales a la doctrina Católica.  Estos Musulmanes recibieron protección de los reyes Católicos debido a las revelaciones de Mahoma.

 

Más tarde, Mahoma conquistó la Meca y limpió el Kaaba de los ídolos.  La historia prueba que antes de que existiera Islam, la gente de Sabea en Arabia adoraron la diosa de la luna que fue casada con el dios del sol.  Dieron a luz a tres diosas que el mundo Árabe adoraba como “las Hijas de Alá”.  En los años 50, a Hazor en Palestina, un ídolo excavado demuestra Alá, sentado sobre un trono con la medialuna sobre su pecho.

 

Mahoma afirmó que tuvo una visión de Alá que le dijo: “Tu eres el mensajero de Alá”.  Comenzó entonces su carrera como profeta y recibió muchos mensajes.  Cuando murió Mahoma, estallaba la religión de Islam.  Las tribus Árabes  nómadas se unían en el nombre de Alá y su profeta, Mahoma.

 

Se puso algunas de las escrituras de Mahoma en el Corán, pero no publicaron a otros.  Hoy día estas escrituras están en las manos de hombres santos de alto rango (Ayatolás) en la fe islámica.

 

Cuando el Cardinal Bea compartió estas cosas con nosotros en el Vaticano, dijo, “Se vigila estas escrituras porque tienen información que vincula el Vaticano con la creación de Islam”.

 

Los dos lados tienen tanta información el uno sobre el otro que, si se lo revela, eso pudiera crear tal escándalo que sería desastroso por las dos religiones.

 

En su “santo” libro, el Corán, se considera Cristo solamente como un profeta.  Si el papa fue Su representante sobre la tierra, debe ser también un profeta de Dios.  Tal entendimiento causó que los secuaces de Mahoma temieran y respetaran el papa como otro “hombre santo”.

 

El papa obró rápidamente por hacer público bulas que concedieron permiso a los generales Árabes para invadir y conquistar las naciones de Áfrika del Norte.  El Vaticano ayudó a financiar estos ejércitos islámicos grandes a cambio de tres favores:

 

1. Eliminación de los Judíos y los Cristianos (creyentes verdaderos, que llamó el Vaticano paganos).

 

2. Protección de los Monjes Agustinos y los Católicos.

 

3. La conquista de Jerusalén por “Su Santidad” en el Vaticano.

 

Como pasaba el tiempo, el poder de Islam se volvió enorme… Se mató a los Judíos y los Cristianos verdaderos, y cayó Jerusalén en sus manos.  Nunca se atacó a los Católicos, ni a sus lugares sagrados en aquel entonces.

Pero, cuando pidió Jerusalén el papa, ¡él se sorprendió de su rechazo!  Los generales Árabes tuvieron tanto éxito que el papa no pudo intimidarles – nada pudo impedir su propio plan.

 

Bajo el mando de Waraquah, Mahoma escribió que Abraham ofreció Ismael como sacrificio.  Declara la Biblia que Isaac fue el sacrificio, pero Mahoma borró el nombre de Isaac y lo reemplazó por el nombre de Ismael.  Debido a este cambio, y a la visión de Mahoma, los Musulmanes fieles edificaron la Cúpula de la Roca en honor a Ismael sobre la situación del templo Judío que fue destrozado en 70 d.de C.  Jerusalén se hizo entonces el segundo lugar santo más importante en la fe islámica.  ¿Cómo sería posible dar este lugar sagrado al papa sin causar una revuelta?

 

El papa se dio cuenta de que había creado algo que era fuera de control cuando oyó que se llamaba “Su Santidad” un pagano.  Los generales Musulmanes decidieron conquistar el mundo por Alá y se volvieron entonces hacia Europa.  Los embajadores islámicos pidieron al papa bulas papales para darles permiso para invadir los países europeos.

 

El Vaticano se indignó, la guerra fue insoslayable.  El papa consideró que su derecho fundamental era el poder temporal y control del mundo.  No había pensado compartirlo con los que consideró ser paganos.

 

El papa levantó sus ejércitos y los llamó cruzadas para impedir que los hijos de Ismael agarraran Europa Católica.  Las cruzadas duraron durante muchos siglos y Jerusalén cayó de las manos del papa.

 

Cayó la Turquía, y fuerzas islámicas invadieron España y Portugal.  En Portugal, se llamó un pueblo en la montaña “Fatima” a honor de la hija de Mahoma, nunca soñando que se haría célebre mundialmente.

 

Unos años más tarde, cuando los ejércitos de los Musulmanes estuvieron listos en las islas de Cerdeña y Córcega, para invadir Italia, se presentó un problema grave.  Los generales islámicos se dieron cuenta de que se habían extendido demasiado.  Fue la hora de negociaciones por la paz.  Uno de los negociadores fue Francisco de Assisi.

 

Por consiguiente, se permitió a los Musulmanes que ocuparan la Turquía en un mundo “Cristiano” y se permitió a los Católicos que ocuparan el Líbano en un mundo Árabe.

 

Se acordó que los Musulmanes pudieron edificar mezquitas en países católicos sin intromisión a condición de que el Catolicismo pudiera florecer en países Árabes.

 

El Cardinal Bea nos dijo en las sesiones informativas del Vaticano que los Musulmanes y los Católicos estaban de acuerdo sobre el bloquear y destrozar de los esfuerzos de su enemigo común, Misioneros Cristianos que creen la Biblia.  Por estos acuerdos, Satanás ha bloqueado una sabiduría de las escrituras y la verdad de los hijos de Ismael.

 

Desde el ayatolá, por los sacerdotes islámicos, los monjes y las monjas, se mantuvo un control firme sobre los Musulmanes.  El Vaticano provoca también una campaña de odio entre los Árabes Musulmanes y los Judíos.  Anteriormente, ellos habían coexistido en paz.

 

La comunidad islámica considera el Misionero que cree la Biblia como diablo que trae el veneno a los hijos de Alá.  Por esa razón, años de ministerio en estos países han tenido poco éxito.

 

El próximo plan era el control de Islam.  En 1910, Portugal se inclinaba hacia el socialismo.  Banderas rojas aparecieron y la Iglesia Católica se enfrentaba con un problema importante – números crecientes de personas se oponían a la iglesia.

 

Los Jesuitas desearon que la Rusia se involucrara, y el sitio de la visión de Fatima pudiera jugar un papel clave en atraer Islam a la Iglesia Madre.

 

En 1917, la Virgen apareció a Fatima.  “La Madre de Dios” fue éxito maravillosa, jugando a muchedumbres rebosantes.  Por consiguiente, han sufrido una derrota importante los Socialistas de Portugal.

 

Los Católicos mundialmente comenzaron a rezar por la conversión de la Rusia y los Jesuitas inventaron las Novenas a Fatima, que pudieron interpretar por África del Norte, extendiendo las relaciones públicas buenas al mundo Musulman.  Los Árabes creyeron que honraban la hija de Mahoma, que es lo que desearon los Jesuitas que creyeran los Árabes.

 

Debido a la visión de Fatima, el Papa Pio XII ordenó a su ejército nazi que aplastara la Rusia y la religión ortodoxa y hacer Católica la Rusia.  Unos años después de perder la Guerra Mundial II, el papa Pio XII asustó al mundo con su visión de sol bailante falso para que Fatima quedara en las noticias.  Fue gran entretenimiento religioso y lo tragó el mundo.

 

No es de extrañar que el Papa Pio fuera la única persona que vio esta visión.  Por consiguiente, un grupo de sus secuaces ha crecido en un Ejército Azul mundialmente, el total asciende a millones de Católicos fieles que están listos para morir por la virgen bendita.

 

No hemos visto nada aún.  Los Jesuitas tienen un programa de apariciones de su Virgen María, cuatro o cinco veces en China, Rusia, y una aparición importante en los EE.UU.

 

¿Qué tiene esto que ver con Islam? Notemos la declaración del Obispo Sheen: Las apariciones de Nuestra Señora a Fatima señalaron el momento decisivo en la historia mundial de los 350 millones de Musulmanes.  Después de la muerte de su hija, Mahoma escribió que ella “es la mujer más santa en el Paraíso, detrás de María.”

 

Creó que la Virgen María escogió que se la conociera como Nuestra Señora de Fatima, como señal y promesa que los Musulmanes, que creen el nacimiento virgen de Cristo, vendrán a creer en Su divinidad.

 

El Obispo Sheen señaló que las estatuas peregrinas vírgenes de Nuestra Señora de Fatima fueron recibidas con entusiasmo por los Musulmanes en África, India, y en otras partes, y muchos Musulmanes entran ahora en la Iglesia Católica.”

 

 

Double Cross, Chick Publ, pgs 13,14.
The Meaning of the Glorious Koran, Pickthall, Mentor Books, pgs, 220,221; Martin Lings, Muhammad, pgs 81-84.

 

 

Comentario de Ron Garon: Subdirector AIC Intl Ministerios Cristianos:

:

To order "The Prophet" comic book mentioned above, send an email to: albertoaic@aol.com     

Our Website is:  www.albertoaic.com 

a short history of the harlot — Alberto Rivera, Tue Dec 11 03:10  a short history of the harlot - part 2 of 2 — Alberto Rivera, Tue Dec 11 03:15

re: a short history of the harlot - part 2 of 2 — Alberto Rivera, Tue Dec 11 03:18

 

 

                      Qué vas a hacer antes de que sea demasiado tarde?

            Documento:  La Obediencia es la única vía de evasión

         Bottom Picture 2010-02-06_200329

                                                           Mensajes De Peter James

                                                                          El Fin Spanish