http://www.peterjamesx.com/Spanish/Spanish%20Docs%202012/The%20Dream_files/image003.jpg 

        La Santa Biblia es la Palabra Inmutable y Viva del Eterno Dios           ¿QUE TENGO QUE HACER?

                 

      http://www.peterjamesx.com/Spanish/Spanish%20Docs%202012/The%20Dream_files/image005.jpg                         

  CHAIN    Rompiendo todas las cadenas CHAIN      

           Poniendo en libertad a los Cautivos    

 

                     Spanish Obey or Perish

    http://www.peterjamesx.com/Spanish/Spanish%20Docs%202012/The%20Dream_files/image010.jpg

      el oficio de la pascua de jehova

                      

      RECORDANDO EL SACRIFICIO DE CRISTO                  

 

 

Es importante entender que celebramos la Pascua de Jehová porque

es mandamiento directo de Jesucristo.

 

Lucas 22:19  Y tomando (Cristo) el pan, dio gracias, y lo partió

y les dio, diciendo: Esto es mi cuerpo, que por vosotros es dado;

haced esto en memoria de mí.  

 

Dijo también Cristo:

 

Juan 14:15  Si me amáis, guardad mis mandamientos;  

Juan 15:10  Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor;

como también yo he guardado los mandamientos de mi Padre,

y permanezco en su amor. 

 

Hemos recopilado este documento, por nuevos creyentes, para responder

a las muchas preguntas sobre el modo de observar la Pascua de Jehová.

Debemos decir que esto no está escrito sobre piedra.

Ya hemos dado algunos datos en otros documentos, pero este documento da todo lo necesario para observar la Pascua de Jehová.

 

Por supuesto, puedas leer directamente estos versículos en tu biblia,

si deseas.

Este documento ayuda para que continuara y fluyera la reunión.

 

Se debe resolver todo pecado escondido, residual, o del cual no se haya arrepentido, antes de la reunión.

 

Se observa el oficio de la Pascua de Jehová una vez por año.

Las personas que toman la Pascua de Jehová deben ser Cristianos conversos, es decir, los que han aceptado Cristo como su salvador personal. Podemos entender que solo los 12 discípulos de Cristo asistieron a la comida de la Pascua de Jehová.

Es oficio solemne.

 

Mateo 26:18  Y Él dijo: Id a la ciudad, a cierto hombre, y decidle:

El Maestro dice: Mi tiempo está cerca; en tu casa celebraré la pascua con mis discípulos. 

Mateo 26:19  Y los discípulos hicieron como Jesús les mandó,

y prepararon la pascua. 

Mateo 26:20  Y cuando llegó la noche, se sentó a la mesa con los doce. 

 

Estas reuniones deben tener lugar inmediatamente después del puesto del sol, a la fecha señalada, que quiere decir que es al comienzo del día, teniendo en cuenta que los días bíblicos comienzan a la tarde.

Este año se lo observará domingo, el 24 de marzo de 2013.

 

Cualquier comida debe tener lugar antes del oficio,

Creo que el cordero es la carne preferida para esta ocasión,

pero no es necesario que se coma solamente cordero.

 

Tenemos que obtener el vino y cualquier pan sin levadura, como Matzos, Ryvita.  Por supuesto, es posible hacer una pasta con harina y agua, y un poco de sal.

Hazlo de una consistencia para poder extenderlo con el rodillo, pues se lo coce hasta que sea preparada.

 

Vierte un poco de vino en los vasos, porque no queremos bendecir todo la botella de vino, porque no sería apropiado,  Se pueda utilizar copas de vino, pero cualquier copa o taza es posible.

De modo semejante bendecimos solamente la pieza de pan sin levadura necesaria, no toda la caja de, por ejemplo, Matzos.

 

Se debe poner el pan sin levadura sobre un pequeño  plato.

 

Se pudiera cubrir el pan y el vino con una tela.

No es necesario, pero es agradable hacerlo.

 

Entonces, es conveniente no romper el pan, sino cubrirlo con la tela.

 

Debemos utilizar solamente un poco del pan y del vino para que no terminamos en desechar las sobras en el cubo de la basura, para respetar

lo que ellos representan.

Se puede comer en seguida las sobras después del oficio,

 

Debemos comenzar la reunión con una pequeña oración, pidiendo la bendición de Dios sobre la reunión.

 

Se debe leer unos versículos de escrituras pertinentes.

Cada persona debe participar en leerlo por turnos, para que todo sea hecho Decentemente y con orden, como lo exige las escrituras/

 

I Corintios 14:40  Pero hágase todo decentemente y con orden.

 

Donde es apropiado lavar los pies, por eso, quiero decir que las mujeres lavan los pies de las mujeres, mientras los hombres lavan los pies de los hombres. Por supuesto, los maridos y las esposas puedan lavar los pies el uno del otro, si sea posible.  Se lo hace antes de pedir una bendición sobre el pan y el vino.

 

Hace unos años, no hemos lavado los pies porque no ha sido apropiado.

 

Es cuestión de demostrar una actitud de humildad, que debemos hacer cada día del año.

 

Si cualquiera tenga una infección del pie, sería más sabio que no se lava los pies de esa persona del punto de vista de la higiene.

 

Por la higiene también, se debe utilizar un barreño distinto por cada persona.

 

Por la higiene, es mejor que cada persona tenga su propia toalla para secar sus pies después de que se las laven.

 

Esta es la primera parte de la reunión si se lo haga.

Leamos lo que dicen las escrituras:

 

Juan 13:4  se levantó de la cena, y se quitó su túnica, y tomando una toalla, se ciñó.

Juan 13:5  Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar

los pies de los discípulos, y a enjugarlos con la toalla con que estaba ceñido.

 

En este caso, no es necesario lavar los pies con el jabón, sino con agua.

Es acto simbólico de una actitud de servicio en práctica.

Se lo hacía en el Oriente Medio, cuando era más significante que hoy día.

El punto principal es que debemos siempre tener actitud de lavar los pies

a otros por nuestro servicio desinteresado bajo toda circunstancia.

 

Filipenses 2:3  Nada hagáis por contienda o vanagloria; antes bien con humildad, estimándoos unos a otros como superiores a sí mismos,

 

Por supuesto, se debe tomar medidas para asegurar que se practica la decencia,

y que nadie sea ofendido por este acto.  Por ejemplo, las mujeres

y los hombres deben realizar separadamente la ceremonia.

 

Comentario: No se debe discutir las escrituras que se lea en este tiempo. 

Se pueda hacerlo después de la reunión.

Ningún ministro se encarga de la ceremonia, pero, alguien, más maduro, pueda ayudar para que todo vaya sin problemas.

 

Todo el mundo debe prestar atención debido a la ocasión, pero también porque el año próximo sea posible que tu serás la persona más madura,

y tendrás que ver que todo ira sin problemas. 

Lo ideal es que cada uno participe consecutivamente en el leer de las escrituras.

 

Debemos dejar claro que el pan y el vino no son más que símbolos, que representan Cristo.

No hay cualquier cambio, haciéndolos el cuerpo y sangre literales de Cristo, como enseñan algunas iglesias.

 

Por lo tanto, la oración debe declarar que el pan representa el cuerpo de Cristo y el vino representa la sangre de Cristo derramada por nosotros.

 

Se debe orar una bendición sobre el pan mientras sea cubierto.

Entonces, mientras está cubierto, rómpelo en piezas pequeñas por la tela,

por la higiene.

Después de la bendición, se pasa el pan, sobre el plato, de uno a otro para tomar una pieza.

 

Cuando todos lo hayan comido, se ora una bendición sobre los vasos de vino. Entonces, cada persona bebe el vino.

Por la higiene, es mejor tener vasos distintos.

 

Donde hay mujeres y hombres, sugiero que un hombre esté al mando según el ejemplo bíblico.

No hay otra razón.

 

Lo que sigue es una lista de escrituras apropiadas.

Por supuesto, se pudiera utilizar otras.

Visto que unas personas no tengan biblias, citamos las escrituras enteras para que no queda más que imprimir copias de este documento.

 

El documento tiene secciones de versículos, para que todo el mundo pueda participar en leer unos versículos, uno tras otro, etcétera.

 

Comentario:

Vemos que la Pascua de Jehová originó al tiempo del Exodo de la nación

de Israel de Egipto.  El Faraon representa Satanás y su gobierno que esclaviza al mundo, y nos persigue.

 

Por supuesto, hoy día, necesitamos protección contra la situación desdichada que nos rodea.

 

2 Corintios 4:4  en los cuales el dios de este mundo cegó la mente

de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del glorioso

evangelio de Cristo, el cual es la imagen de Dios.

 

La Pascua de Jehová original se originó del sufrimiento de los Israelitas bajo el Faraón.

 

Su salvación exigió obediencia y el derramamiento de sangre.

Queda lo mismo hoy día, porque Cristo derramó su sangre por nosotros para que tengamos salvación espiritual, liberación de nuestro sufrimiento hoy día. Tenemos ahora que escucharle y obedecerle.

 

La Pascua de Jehová del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento fueron observados en un día específica, es decir, el catorce día del primer mes del año judío, que se llama Nisan.

La Pascua de Jehová tiene lugar siempre el 14 de este mes.

 

El Cordero de la Pascua de Jehová representó Cristo mismo,

y anticipó la venida de Cristo y su sacrificio, miles de años más tarde.

 

Exodo 12:1  Y Jehová habló a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto, diciendo:

Exodo 12:2  Este mes os será principio de los meses; será para vosotros

el primero en los meses del año.

Exodo 12:3  Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo:

En el diez de este mes tómese cada uno un cordero por las familias de sus padres, un cordero por familia.

Exodo 12:4  Y si la familia fuere tan pequeña que no baste para comer

el cordero, entonces tomará a su vecino inmediato a su casa, y según el número de las personas, cada uno conforme a su comer, echaréis la cuenta sobre el cordero.

Exodo 12:5  Vuestro cordero será sin defecto, macho de un año;

lo tomaréis de las ovejas o de las cabras.

 

Exodo 12:6  Y habéis de guardarlo hasta el día catorce de este mes; y lo inmolará toda la congregación del pueblo de Israel entre las dos tardes.

Exodo 12:7  Y tomarán de la sangre, y pondrán en los dos postes y en el dintel de las casas en que lo han de comer.

Exodo 12:8  Y aquella noche comerán la carne asada al fuego, y panes sin levadura: con hierbas amargas lo comerán.

Exodo 12:9  Ninguna cosa comeréis de él cruda, ni cocida en agua, sino asada al fuego; su cabeza con sus pies y sus intestinos.

 

Exodo 12:10  Ninguna cosa dejaréis de él hasta la mañana; y lo que habrá quedado hasta la mañana, habéis de quemarlo en el fuego.

Exodo 12:11  Y así habéis de comerlo: ceñidos vuestros lomos,

vuestro calzado en vuestros pies, y vuestro bordón en vuestra mano;

y lo comeréis apresuradamente; es la Pascua de Jehová.

Exodo 12:12  Pues yo pasaré aquella noche por la tierra de Egipto,

y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, así en los hombres como

en las bestias: y haré juicios en todos los dioses de Egipto. YO JEHOVÁ.

 

Exodo 12:13  Y la sangre os será por señal en las casas donde vosotros estéis; y veré la sangre, y pasaré de vosotros, y no habrá en vosotros plaga de mortandad, cuando hiera la tierra de Egipto.

Exodo 12:14  Y este día os será en memoria, y habéis de celebrarlo como solemne a Jehová durante vuestras generaciones: por estatuto perpetuo

lo celebraréis.

Exodo 12:15  Siete días comeréis panes sin levadura; y así el primer día haréis que no haya levadura en vuestras casas: porque cualquiera que comiere leudado desde el primer día hasta el séptimo, aquella alma será cortada de Israel.

 

Exodo 12:16  El primer día habrá santa convocación, y asimismo en el séptimo día tendréis una santa convocación: ninguna obra se hará en ellos, excepto solamente que aderecéis lo que cada cual hubiere de comer.

Exodo 12:17  Y guardaréis la fiesta de los panes sin levadura, porque en este mismo día saqué vuestros ejércitos de la tierra de Egipto: por tanto guardaréis este día en vuestras generaciones por costumbre perpetua.

Exodo 12:18  En el mes primero, el día catorce del mes por la tarde, comeréis los panes sin levadura, hasta el veintiuno del mes por la tarde.

 

Exodo 12:19  Por siete días no se hallará levadura en vuestras casas, porque cualquiera que comiere leudado, así extranjero como natural del país, aquella alma será cortada de la congregación de Israel.

Exodo 12:20  Ninguna cosa leudada comeréis; en todas vuestras habitaciones comeréis panes sin levadura.

 

Comentario: Este es comentario personal.

No creo que es necesario actualmente quitar la levadura de nuestras casas.  Los que tengan guía para hacerlo, pueden hacerlo, pero no impongo mi criterio en absoluto.

Quizás que no sea posible, de todos modos, cuando se vive con una persona que no tiene las mismas creencias.

Por lo tanto, no causa problemas por insistir en hacerlo.

 

Lo importante es considerar que estamos quitando el pecado de nuestras vidas.

 

He experimentado situaciones donde se había dedicado tanta energía tratando de quitar la levadura de las casas, que no quedaba bastante energía para ir a las reuniones.

Creo que en tales casos, se había perdido la meta.

 

Tenemos que quitar el pecado y evitarlo.

 

Si tengamos sentimientos duros para con otra persona, debemos resolver las diferencias.

Esto es mucho más importante que quitar unos productos con levadura.

Esto exige la sabiduría, porque es mejor dejar unas personas que nos rechazan, rogando por ellas que armar mucho revuelo.

 

Tenemos que entender la gravedad e importancia del sacrificio de Cristo.

 

Leamos unos versículos de este tiempo crítico en la vida de Cristo

Juan 14:1  No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.

Juan 14:2  En la casa de mi Padre muchas mansiones hay; si así no fuera,

yo os lo hubiera dicho. Voy, pues, a preparar lugar para vosotros.

Juan 14:3  Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez,

y os tomaré a mí mismo; para que donde yo estoy, vosotros también estéis.

 

Juan 14:4  Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.

Juan 14:7  Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto.

Juan 14:8  Felipe le dijo: Señor, muéstranos al Padre, y nos basta.

 

Juan 14:9  Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros,

y aún no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí,

ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos al Padre?

Juan 14:10  ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí?

Las palabras que yo os hablo, no las hablo de mí mismo; sino que el Padre que mora en mí, Él hace las obras.

Juan 14:11  Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras.

 

Juan 14:12  De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, las obras que yo hago él también las hará;  y mayores que éstas hará, porque yo voy a mi Padre.

Juan 14:13  Y todo lo que pidiereis en mi nombre, esto haré; para que el Padre sea glorificado en el Hijo.

Juan 14:14  Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.

 

Juan 14:15  Si me amáis, guardad mis mandamientos;

Juan 14:16  y yo rogaré al Padre, y Él os dará otro Consolador,

para que esté con vosotros para siempre;

Juan 14:17  el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque no le ve,

ni le conoce; pero vosotros le conocéis; porque mora con vosotros, y estará en vosotros.

 

Juan 14:18  No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.

Juan 14:19  Todavía un poco, y el mundo no me verá más;

pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis.

Juan 14:20  En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre,

y vosotros en mí, y yo en vosotros.

 

Juan 14:21  El que tiene mis mandamientos, y los guarda, éste es el que me ama;

y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.

Juan 14:22  Judas le dijo (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo?

Juan 14:23  Respondió Jesús y le dijo: Si alguno me ama, mis palabras guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos con él morada.

 

Juan 14:24  El que no me ama, no guarda mis palabras;

y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió.

Juan 14:25  Estas cosas os he hablado estando con vosotros.

Juan 14:26  Mas el Consolador, el Espíritu Santo,

a quien el Padre enviará en mi nombre, Él os enseñará todas las cosas,

y os recordará todo lo que yo os he dicho.

 

Juan 14:27  La paz os dejo, mi paz os doy; no como el mundo la da,

yo os la doy. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

Juan 14:28  Habéis oído que yo os he dicho: Voy, y vengo a vosotros.

Si me amarais, os habríais regocijado, porque he dicho que voy al Padre; porque mi Padre mayor es que yo. Juan 14:29  Y ahora os lo he dicho antes que acontezca, para que cuando acontezca, creáis.

 

Juan 14:30  Ya no hablaré mucho con vosotros; porque viene el príncipe

de este mundo; y no tiene nada en mí.

Juan 14:31  Mas para que el mundo conozca que yo amo al Padre,

y como el Padre me dio mandamiento, así hago. Levantaos, vámonos de aquí.

 

Juan 15:1  Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador.

Juan 15:2  Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quita; y todo aquel

que lleva fruto, lo limpia, para que lleve más fruto.

Juan 15:3  Ya vosotros sois limpios por la palabra que os he hablado.

 

Juan 15:4  Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto de sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros,

si no permanecéis en mí.

Juan 15:5  Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí,

y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque sin mí nada podéis hacer.

Juan 15:6  Si alguno no permanece en mí, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.

 

Juan 15:7  Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pediréis todo lo que quisiereis, y os será hecho.

Juan 15:8  En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto,

y seáis así mis discípulos.

Juan 15:9  Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor.

 

Juan 15:10  Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor;

como también yo he guardado los mandamientos de mi Padre,

y permanezco en su amor.

Juan 15:11  Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido.

Juan 15:12  Éste es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado.

 

Juan 15:13  Nadie tiene mayor amor que éste, que uno ponga su vida por sus amigos.

Juan 15:14  Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.

Juan 15:15  Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace

su señor; mas os he llamado amigos, porque os he dado a conocer todas las cosas que he oído de mi Padre.

Juan 15:16  No me elegisteis vosotros a mí; sino que yo os elegí a vosotros;

y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca;

para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre; Él os lo dé.

 

Juan 15:17  Esto os mando: Que os améis unos a otros.

Juan 15:18  Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me aborreció antes que a vosotros. Juan 15:19  Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo;

mas porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece.

 

Juan 15:20  Acordaos de la palabra que yo os dije: El siervo no es más que su señor. Si a mí me han perseguido, también a vosotros perseguirán;

si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra.

Juan 15:21  Pero todo esto os harán por causa de mi nombre;

porque no conocen al que me envió.

Juan 15:22  Si yo no hubiera venido, ni les hubiera hablado,

no tendrían pecado, pero ahora no tienen excusa de su pecado.

 

Juan 15:23  El que me aborrece, también a mi Padre aborrece.

Juan 15:24  Si yo no hubiese hecho entre ellos obras que ningún otro ha hecho, no tendrían pecado; pero ahora también ellos las han visto,

y nos han aborrecido a mí y a mi Padre.

Juan 15:25  Pero esto es para que se cumpla la palabra que está escrita en su ley: Sin causa me aborrecieron.

 

Juan 15:26  Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del  Padre, el Espíritu de verdad que procede del Padre, Él dará testimonio de mí.

Juan 15:27  Y vosotros también daréis testimonio, porque habéis estado conmigo desde el principio.

 

Tenemos que procurar que entendamos la gravedad del sacrificio. 

Por lo tanto, dijo Pablo que debemos examinar nuestros motivos,

teniendo actitud correcta, como se celebra este oficio santo.

 

I Corintios 11:28  Por tanto, examínese cada uno a sí mismo,

y coma así del pan, y beba de la copa.

 

Es necesario entender que nunca se pueda sentir ‘digno’ No es necesario tratar de fabricar el sentimiento que somos totalmente inútiles y racasados.

 

Da que pensar darse cuenta del ‘Cuerpo de Cristo’, que Dios nos ha mostrado durante los dos últimos años.

Se nos dice que es importante reconocer que hay otros miembros del Cuerpo de Cristo.

Los resultados de no discernirlo son la enfermedad y últimamente la muerte.

Debemos pedir el discernimiento sobre esta cuestión.

 

I Corintios 11:29  Porque el que come y bebe indignamente, come y bebe juicio para sí, no discerniendo el cuerpo del Señor.

I Corintios 11:30  Por lo cual hay muchos debilitados y enfermos entre vosotros; y muchos duermen.

 

Lo importante es que participamos en la reunión de modo humilde y sincero.  Cristo solo nos ha hecho digno para participar en la Pascua de Jehová.

No hemos hecho nada por nosotros mismos.

No somos mejores que cualquier otra persona por celebrar este oficio..

 

Lo que tengamos y seamos es por medio de la Misericordia de nuestro Eterno Dios.

Tenemos que ser conscientes de la levadura de los Fariseos, que era la hipocresía.

 

Lucas 12:1  . . . Guardaos de la levadura de los fariseos, que es hipocresía.

 

Consideremos cómo fue rechazado y tratado Cristo.

 

Isaías 52:13  He aquí que mi siervo será prosperado, será engrandecido y exaltado,

y será muy enaltecido.

Isaías 52:14  Como se asombraron de ti muchos, de tal manera fue desfigurado de los hombres su parecer; y su hermosura más que la de los hijos de los hombres,

Isaías 52:15  así Él rociará muchas naciones; los reyes cerrarán ante

Él la boca; porque verán lo que nunca les fue contado,

y entenderán lo que jamás habían oído.

 

Isaías 53:1  ¿Quién ha creído a nuestro anuncio?

¿Y sobre quién se ha manifestado el brazo de Jehová?

Isaías 53:2  Subirá cual renuevo delante de Él, y como raíz de tierra seca;

no hay parecer en Él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para

que le deseemos.

Isaías 53:3  Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de Él el rostro,

fue menospreciado, y no lo estimamos.

 

Isaías 53:4  Ciertamente llevó Él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.

Isaías 53:5  Mas Él herido fue por nuestras transgresiones,

molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre Él,

y por su llaga fuimos nosotros curados.

Isaías 53:6  Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en Él el pecado de todos nosotros.

 

Isaías 53:7  Angustiado Él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado

al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció,

y no abrió su boca. Isaías 53:8  De la cárcel y del juicio fue quitado;

y su generación ¿quién la contará? Porque cortado fue de la tierra de los vivientes; por la rebelión de mi pueblo fue herido.

Isaías 53:9  Y se dispuso con los impíos su sepultura, mas con los ricos fue

en su muerte; aunque Él nunca hizo maldad, ni hubo engaño en su boca.

 

Isaías 53:10  Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento. Cuando hubiere puesto su vida en expiación por el pecado, verá linaje, vivirá por largos días, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada.

Isaías 53:11  Del trabajo de su alma verá y será saciado. Por su conocimiento justificará mi siervo justo a muchos, y Él llevará las iniquidades de ellos.

Isaías 53:12  Por tanto, yo le daré parte con los grandes, y con los fuertes repartirá despojos; por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los transgresores; Y llevó Él el pecado de muchos e hizo intercesión por los transgresores.

 

En cuanto a la Pascua de Jehová, así dijo Pablo.

 

I Corintios 10:16  La copa de bendición que bendecimos, ¿no es la comunión de la sangre de Cristo? El pan que partimos, ¿no es la comunión del cuerpo de Cristo?

I Corintios 10:17  Porque nosotros, siendo muchos somos un solo pan,

y un solo cuerpo; pues todos participamos de aquel mismo pan.

 

Consideremos el tiempo cuando inició Cristo la Pascua de Jehová del Nuevo Testamento.

 

Cristo nos dio un ejemplo de cómo debemos comportarnos.

 

1 Pedro 2:19  Porque esto es loable, si alguno a causa de la conciencia delante de Dios, sufre molestias padeciendo injustamente.

1 Pedro 2:20  Porque ¿qué gloria es, si pecando vosotros sois abofeteados,

y lo sufrís? Pero si haciendo bien sois afligidos, y lo sufrís, esto ciertamente es agradable delante de Dios.

1 Pedro 2:21  Porque para esto fuisteis llamados; pues que también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que vosotros sigáis sus pisadas:

 

1 Pedro 2:22  El cual no hizo pecado; ni fue hallado engaño en su boca:

1 Pedro 2:23  Quien cuando le maldecían no respondía con maldición; cuando padecía, no amenazaba, sino que se encomendaba a Aquél que juzga justamente:

1 Pedro 2:24  Quien llevó Él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre

el madero, para que nosotros, siendo muertos a los pecados,

vivamos a la justicia; por las heridas del cual habéis sido sanados.

1 Pedro 2:25  Porque vosotros erais como ovejas descarriadas;

mas ahora habéis vuelto al Pastor y Obispo de vuestras almas.

 

Leamos las mismísimas palabras de Jesús.

 

Juan 6:32  Entonces Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: No os dio Moisés pan del cielo; mas mi Padre os da el verdadero pan del cielo.

Juan 6:33  Porque el pan de Dios es aquel que descendió del cielo y da vida al mundo.

Juan 6:34  Entonces le dijeron: Señor, danos siempre este pan.

 

Juan 6:35  Y Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene,

nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.

Juan 6:36  Mas os he dicho, que aunque me habéis visto, no creéis.

Juan 6:37  Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, yo no le echo fuera.

 

Juan 6:38  Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad,

sino la voluntad del que me envió.

Juan 6:39  Y ésta es la voluntad del Padre que me envió:

Que de todo lo que me ha dado, no pierda yo nada, sino que lo resucite

en el día postrero.

Juan 6:40  Y ésta es la voluntad del que me envió: Que todo aquel que

ve al Hijo, y cree en Él, tenga vida eterna;

y yo le resucitaré en el día postrero.

 

Mateo 26:20  Y cuando llegó la noche, se sentó a la mesa con los doce.

Mateo 26:21  Y comiendo ellos, dijo: De cierto os digo,

que uno de vosotros me ha de entregar.

Mateo 26:22  Y entristecidos en gran manera, comenzó cada uno de ellos

a decirle: ¿Soy yo, Señor?

 

Mateo 26:23  Entonces Él respondiendo, dijo: El que mete la mano conmigo en el plato, ése me ha de entregar.

Mateo 26:24  A la verdad el Hijo del Hombre va, como está escrito de Él,

mas ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del Hombre es entregado!

Bueno le fuera a tal hombre no haber nacido.

Mateo 26:25  Entonces Judas, el que le entregaba, respondió y dijo:

¿Soy yo, Maestro? Él le dijo: Tú lo has dicho.

 

Mateo 26:26  Y mientras comían, Jesús tomó el pan, y lo bendijo,

y lo partió

y dio a sus discípulos,

y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo.

Notemos: se puede traducir ‘es’ como ‘representa’.

 

En este momento, pedimos una bendición, bastará una oración sencilla,

sobre el pan, reconociendo que representa ello  el cuerpo de Cristo que fue roto por nosotros.

Parte el pan y pasa las piezas rotas, sobre el plato, a los que asisten para

que puedan tomar una pieza.

Come el pan, y después cubre el pan que queda con una tela.

 

Quita la tela de los vasos de vino.   Pedimos una bendición sobre el vino, dando gracias para la sangre de Cristo, que fue derramada por nosotros

para que recibiéramos salvación.

Bastará oración sencilla.

Da un vaso de vino a cada persona que asiste a la reunión.

Bebe el vino.

 

Mateo 26:27  Y tomando la copa, habiendo dado gracias, les dio,

diciendo: Bebed de ella todos;

Mateo 26:28  porque esto es mi sangre del nuevo testamento,

la cual es derramada por muchos para remisión de pecados.

 

Pon los vasos en la mesa y cúbrelos con la tela.

No hay otro significado sino de hacer las cosas decentemente y con rden.

 

Cristo hizo entonces los comentarios siguientes.

 

Mateo 26:29  Y os digo, que desde ahora no beberé más de este fruto

de la vid, hasta aquel día cuando lo beba nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.

 

Habiendo hecho todo lo que hemos explicado más arriba, si sea posible,

canta un himno de alabanza y gratitud según el versículo que sigue.

 

Mateo 26:30  Y cuando hubieron cantado un himno, salieron al monte de los Olivos.

 

Por supuesto, puedas cantar cualquier himno apropiado, como quieras, además de elegir otros versículos de las escrituras, si deseas.

Esto no es más que una guía.

 

Escribo las palabras de un himno apropiado para que puedas leerlas

si no tengas uno a cantar.

 

Mi Señor, qué amor es esto (Amor Extraordinario) por Graham Kendrick

 

Mi Señor, ¡qué amor es esto,

Que paga precio tan cara,

Para que yo, el culpable,

Sea libre!

Amor extraordinario, O qué sacrificio,

El Hijo de Dios dado por mí,

Mi deuda paga El, y mi muerte muere El

Que viviera yo,

Que viviera yo.

 

Y observaron Su muerte,

Despreciado, rechazado.

Pero, O !la sangre que derramó,

Ha fluido por mí!

Amor extraordinario, O qué sacrificio,

El Hijo de Dios dado por mí,

Mi deuda paga El, y mi muerte muere El.

Que viviera yo,

Que viviera yo.

 

Y ahora este amor de Cristo

Fluirá como los ríos,

Ven quita lavando tu culpa,

¡Vive de nuevo!

Amor extraordinario, O qué sacrificio,

El Hijo de Dios dado por mí,

Mi deuda paga El, y mi muerte muere El.

Que viviera yo,

Que viviera yo.

 

Fin                Fin              Fin              Fin              Fin      Fin              Fin              Fin

 

Después de la Pascua de Jehová durante 7 días se come el pan sin levadura.

 

Exodo 34:18  La fiesta de los panes sin levadura guardarás: siete días comerás pan sin levadura, según te he mandado, en el tiempo del mes de Abib; porque en el mes de Abib saliste de Egipto.

 

Comentario: no se trata solamente de no comer productos con levadura, sino de comer el pan sin levadura cada día. El primer día y el último día son Días Santos, cuando no se debe trabajar para dinero.

Por supuesto, es posible que tales circunstancias sean fuera de nuestro control

Por lo tanto, no digo a nadie que deben renunciar su método de mantener sí mismo y su familis.

 

Si se desea escrituras suplementarias.

Juan, capítulos 12 a 17.

 

Amén

                      Qué vas a hacer antes de que sea demasiado tarde?

            Documento:  La Obediencia es la única vía de evasión

         Bottom Picture 2010-02-06_200329

                                                           Mensajes De Peter James

                                                                          El Fin Spanish