Gratis Distribución Animado            Mateo 10:40 El que a vosotros recibe,

Distribuye  Abiertamente  ©                                                                            a mí me recibe; y el que me recibe a mí,

¡de ninguna manera en Venta!                                                                        recibe al que me envió.

Dios es Amor                              

                                                                                                                           ¿QUE TENGO QUE HACER?

 

                             La Santa Biblia es la Palabra Inmutable y Viva del Eterno Dios                      

 

                                                Mensajes de Peter James                                                                                                          

                             

                                    La Anticonceptión

 

No se puede probar bíblicamente que la anticoncepción es mala.

El aborto, que significa la destrucción de un huevo fecundado, o de un feto,

es un homicidio, a pesar de cuando tiene lugar, y, pues, es un pecado.

Tenemos que preguntarnos si una vida se destruyó.

 

Es un asunto muy importante respecto a los católicos cuya enseñanza declara que el control

de la natalidad es malo.  No es un argumento intelectual, sino algo que afecta

a cada cónyuge católico.

 

Si el control de la natalidad es malo, todo método de control de la natalidad debe ser malo.

 

No se trata de un método de control de la natalidad sino del principio mismo.

Los Católicos Romanos favorecen el método de anticoncepción Ogino, donde se limita a tener relaciones íntimas a ciertos días del mes para hacer improbable un embarazado.

¡Huelga decir que la Iglesia Católica fue propietario de la fábrica mas grande

de anticonceptivos en Italia!

 

En Génesis, Dios dijo a Adam y Eva que fructificasen, multiplicasen, y llenasen la tierra.

A aquella época, la tierra faltaba seres humanos, y fue necesario repoblarla.

 

Génesis 1:28  Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

 

Después de la inundación Dios dijo la misma cosa a Noé.

 

Génesis 9:1   Bendijo Dios a Noé y a sus hijos, y les dijo: Fructificad y multiplicaos,

 y llenad la tierra.

 

En estos versículos los traductores se equivocáron de traducción respecto a la palabra “llenad” que originariamente fue “rellenad”, lo que quiere decir “vuelved a llenar”.  Nos hace entender, en ambos casos, que antes de aquel tiempo el mundo estaba lleno de gente. 

 

¿Quiere decir esto que todo el mundo debe tratar de procrear tantos niños como pueda?

En absoluto.

Se dice claramente que no deberíamos tener niños por los cuales no podríamos proveer.

 

I Tim 5:8  Porque si alguno no provee para los suyos, y especialmente para los de su casa,

ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.

 

Dios creó al hombre y a la mujer con la capacidad de tener relaciones íntimas, alegrándose

por esta bendición.

 

Proverbios 5:18  Sea bendito tu manantial: y gózate en la mujer de tu juventud,

 

Proverbios 5:19  Como cierva amada y graciosa gacela.  Sus caricias te satisfagan en todo tiempo,

Y en su amor recréate siempre.

 

Relaciones sexuales legales forman parte de las relaciones matrimoniales normales.

No hay la menor sugestión que trata solamente de procrear a los niños.

Por desgracia, la pareja casada se toma las relaciones sexuales como arma de guerra

y no hace caso de la instrucción clara.  La situación empeora por la enseñanza de la Iglesia Católica que dice que la abstinencia sexual está normal.

 

I Corinteos 7:2 Pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su proprio mujer,

y cada una tenga su proprio marido.

7:3 El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido.

7:4 La mujer no tiene potestad sobre su proprio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su proprio cuerpo, sino la mujer.

7:5 No os priveis el uno del otro, a no ser por algún tiempo de común acuerdo, para

ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia.

 

La Iglesia Católica prohibe el matrimonio a sus sacerdotes, lo que es totalmente opuesto

a las Escrituras.  Sin casarse, el sacerdote no puede entender los problemas matrimoniales.

 

I Timoteo 3:2   Es, pues, necesario, que el obispo sea irreprensible, marido de una sola

mujer, sobrio, prudente, ordenado, hospedador, apto para enseñar.

 

Hay un pasaje citado en las Escrituras para mostrar que el Eterno Dios se opone a la anticoncepción.  Lo esencial es que Dios fue disgustado a la rebelión de Onán, que no quería obedecerle para levantar descendencia a la mujer de su hermano.

No trataba del asunto de anticoncepción en absoluto, como leemos:

 

Génesis 38:7  Y Er, el primogénito de Judá, fue malo ante los ojos de Jehová,

y le quitó Jehová la vida.

 

38:8  Entonces Judá dijo a Onán: Llégate a la mujer de tu hermano, y despósate con ella,

y levanta descendencia a tu hermano.

 

38:9  Y sabiendo Onán que la descendencia no había de ser suya, sucedía que cuando se llegaba

a la mujer de su hermano, vertía en tierra, por no dar desendencia a su hermano.

 

38:10 Y desagradó en ojos de Jehová lo que hacía, y a él también le quitó la vida.

 

Llegamos a la conclusión de que la anticoncepción no se opone a la Biblia.

 

En verdad podemos decir que

sólo Jesucristo es el camino para salir de este dilema.

Él es la única vía de evasión.

Alaba al Señor.

Regresa pronto Jesucristo.

Amen

 

     

    Mensajes De Peter James