Gratis Distribución Animado            Mateo 10:40 El que a vosotros recibe,

Distribuye  Abiertamente  ©                                                                            a mí me recibe; y el que me recibe a mí,

¡de ninguna manera en Venta!                                                                        recibe al que me envió.

Dios es Amor                                 

                                                                                                                           ¿QUE TENGO QUE HACER?                                                                                                                         

 

                             La Santa Biblia es la Palabra Inmutable y Viva del Eterno Dios          

 

                                                   Mensajes de Peter James

 

                            LA EXPERIENCIA DEL CRISTO EN REALIDAD

 

Hoy día un creyente sincero recibe enseñanza limitada sobre la experiencia del Cristo

en realidad.

¿Se trata de andar sonriendo contínuamente,

llevando una  pegatina, con dibujo de un arco iris y el lema,

‘hay esperanza,’ o un emblema de pez, sobre nuestra ventanilla?

¡Por supuesto que no!

Hoy día se predican muchísimo sobre los evangelios de salud

y riquezas, además de hablarlo-para-ganarlo.

La verdad es que todas estas predicaciones no cuadran en absoluto

con la experiencia verdadera de la mayoría de los oyentes.

Sin embargo, siguen perseverando, creyendo que ellos mismos carecen de algo.

A menudo los mensajes de los predicadores subrayan esta mentira.

La gente, típica de ovejas, supone incorrectamente que todo el mundo,

excepto ella tiene las experiencias que anhela seriamente ella.

 

Las experiencias verdaderas del Cristo, de los profetas, y de los apósteles,

Son generalmente todo lo contrario: había obstáculos, rechazo, desaliento, dolor,

sufrimiento etc.

Nuestro trayecto cristiano no se trata solamente de cantar jovialmente juntos sin problemas.

Un principio fundamental declara que no se logra sin sufrimiento. 

Hay dolores producidos por el crecimiento.

 

Si somos hijos e hijas verdaderos del Cristo,

tenemos darnos cuenta de que estamos en vías de formarnos,

Y lo que necesitamos para formarnos, eso es lo que recibiremos.

 

Message Biblia -  Hebrews 12: 6 El Señor disciplina al hijo que ama y castiga a todo que abraza.

7 Dios os está preparando; es por qué nunca debéis retiraros. 

Él os está tratando como a hijos queridos.

Vuestro lío no es consecuencia del castigo, sino de la disciplina.

 

Por supuesto, como hemos reiterado muchísimo,

tenemos que rogar al Cristo para que sea lo que necesitamos,

por ejemplo, nuestra Paz, nuestro Consolador, nuestra Sabiduría, nuestro Discernimiento.

 

No obstante, hay que tener otra perspectiva en cuenta,

porque es aun muy díficil comprender lo que pasa en nuestras familias,

nuestros empleos, nuestra ciudad, nuestro país, y nuestro mundo.

 

Lo verdadero importante, en mi opinión,

es darnos cuenta de que algunos experiencias nuestras

nos permiten comprender un poquito lo que siente el Eterno Dios. 

Hemos tocado este tema en nuestro documento, La Fe y La Paciencia Prolongada.

 

Vemos que, al tiempo de Génesis 6, el Eterno Dios se arrepintió de haber hecho al hombre

en la tierra.

 

Génesis 6: 7  Y dijo Jehovah: "Arrasaré de la faz de la tierra los seres que he creado,

desde el hombre hasta el ganado, los reptiles y las aves del cielo;

pues me arrepiento de  haberlos hecho.

 

No tendemos a creer que el Eterno Dios pueda arrepentirse,

aun arrepentirse mucho, pero eso es una definición del arrepentimiento:

Según Strong, No 05162 quiere decir ‘lamentar’.

 

Por ejemplo:

 

La Rebeldía

 

Somos en el fondo rebeldes.

Desde Génesis hasta Apocalipsis, acontecieron muchísimas rebeldías.

He aquí dos ejemplos.

 

Isaías 30: 1 "Ay de los hijos rebeldes", dice Jehovah,

"por llevar a cabo planes pero no los míos,

por hacer libaciones para sellar alianzas pero no según mi Espíritu,

añadiendo pecado sobre pecado.

 

Isaías 30: 9 Porque este pueblo es rebelde, hijos mentirosos,

hijos que no quieren escuchar la instrucción de Jehovah.

 

Si el Eterno Dios nos pide directemente, o según su palabra,

hacer algo, desobedecemos invariablemente.

Al no hacer caso del consejo del Eterno Dios, sufrimos, esto lo vemos año tras año.

Nos sirve de lección importantísima en la biblia.

Desde mucho tiempo el Eterno Dios está padeciendo mientras observa,

mientras nos permite caminar cada uno tras nuestros deseos que acaban en pena

y sufrimiento, y que son generalmente evitables.

Hemos escogido.

Hemos decidido, como nuestros primeros antepasados,

comer del árbol de la Muerte, Satanás, más que del árbol de la Vida, el Cristo. 

Génesis 2: 16-17

 

Vale señalar que el perdón de nuestros pecados

por el Eterno Dios no quiere decir que no nos traemos el castigo resultante.

Quiere decir que el sufrimiento nos enseña para que evitemos aquel pecado al porvenir.

Lo que Dios nos enseña, tenemos que aprender.

 

Tenemos el don del libre albedrío,

y por eso, el Eterno Dios no nos forza a obrar bien para evitar el dolor resultante

de la rebeldía.

Si había intervención continua cuando obramos mal,

más valdría crearnos como el reino animal ya programado, meros robotes complicados.

 

Asimismo, encontramos situaciones semejantes respecto a nuestros más íntimos. 

Vemos su rebeldía y prevemos las consecuencias.

Vemos claramente las consecuencias en nuestras familias,

pero sabemos que decir algo o hacer algo no hace más que empeorar la situación.

Sufrimos en silencio, no podiendo entender

como nuestros hijos se vean mezclados desenfrenadamente en una confusión.

Por supuesto olvidamos que somos tan rebeldes como nuestros hijos, pero en otras esferas.

El hecho es que rebelarse es rebelarse.

 

Ezequiel 2: 7  Tú, pues, les hablarás mis palabras, ya sea que escuchen o dejen de escuchar,

porque son una casa rebelde.

 

La biblia hace mención muchísimas veces de nuestra rebeldía.

 

Lo esencial es que sufrimos de manera semejante el Eterno Dios.y nosotros.

Él sufre al ver nuestra rebeldía,

nosotros sufrimos al ver la rebeldía de nuestros hermanos.

 

El Matrimonio

 

Las relaciones matrimoniales son típicas de las experiencias reflejadas que tiene el Cristo.

La mayoría del tiempo los cónyuges están a mal.

Cada uno desea controlar y manipular al otro,

Hasta privar el uno al otro de las relaciones íntimas.

Ciertamente acontece porque la biblia nos avisa de las consecuencias.

 

I Corintíos 7: 5  Abstenerse de las erlaciones íntimas se permite por algun tiempo,

si  sois de acuerdo mutuo, para dedicaros a la oración y al el ayuno – solamente

po tal tiempo. 

Después podéis volver a uniros en uno. 

El Satanás nos tiente de modo ingenioso cuando no lo esperamos en absoluto.

 

Negamos al Cristo una relación sincera con nosotros,

mientras hagamos lo que nos da la gana, que nos hace sentir bien, 

pero no es lo que exige el Cristo.

Podemos ciertamente identificarnos con estos sentimientos reflejados.

 

Al momento de recibir un aviso del Eterno Dios sabemos que,

cualquiera que sea el problema, existe realmente y, lo peor, es extenso.

Entretanto, según este ejemplo, ambas partes puedan asistir a sus reuniones eclesiásticas. 

He conocido situaciones donde ambos cónyuges van a la misma organización eclesiástica,

¡pero para evitar la confrontación, cada uno asiste a una localidad diferente,

aunque vivan bajo el mismo techo!!!

¡El ministro ha puesto en práctica tal opción!

¡Eso es absurdo!

¿Es creíble que juege el Eterno Dios al decirnos amar aun nos enemigos?

 

¿Dice El Eterno Dios, “muy bien mis fieles”?

O ¿prolonga su ira el Dios al engaño y a la mentira que viven algunos,

que son aparentemente los suyos?

 

¿Dónde son las mujeres que ayudan a sus maridos?

¿Dónde son los maridos que quieren a sus mujeres?

¿Dónde son los hijos obedientes?

¿Cómo suponemos que podemos tratar de un modo la gente a las reuniones

y de otro modo nuestros cónyuges?

Los tratamos efectivamemte como nuestros enemigos, pero la biblia nos declara:

 

Mateo 5: 44  Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, y orad por los que os persiguen.

 

¡Es una locura!

Aunque podemos engañarnos, no engañamos a los otros, y al Eterno Dios tampoco.

 

En la práctica, nosotros, los hijos e hijas del Cristo,

le tratamos de manera tan despreciable.

Nuestras experiencias nos permiten comprender un poco

lo que ha padecido durante muchos años el Cristo respecto a nosotros mismos.

 

Lo he reiterado antes, y lo haré de nuevo.

Diganos que, siendo soltero, espero casarme.

Muchos años han desenrollado así.

Los años van y vienen y nada acontece.

Pregunto siempre “¿dónde está mi mujer prometida?”

Eso es lo que está diciendo exactamente el Cristo, “dónde está mi mujer?”

En Apocalipsis, capítulos 2 & 3, se ve las instrucciones para que su mujer pueda prepararse.

Desgraciadamente, su mujer se ocupa verdaderamente en hacer lo que le gusta.

Pero lo que no hace es prepararse.

 

La mayoría puede verlo respecto a los solteros, pero lo que no es claro

A los cónyuges es que se aplica también a muchos matrimonios.

El cónyuge, debido al egoísmo y a otras razones,

de los cuales somos conscientes respecto a nosotros,

está diciendo, “¿dónde está la persona con quién me he casado?

¿dónde está mi mujer? ¿Dónde está mi marido, el hombre con quién me he casado?

Por eso, en nuestra condición marital solitaria,

otra vez padecemos lo que padece el Cristo mientras espera su mujer rebelde.

 

Tal principio se aplica también al dolor.

¿Aun agradecemos y alabamos cuando estamos sufriendo?

No te preocupa del evangelio de salud y riquezas.

El Eterno Dios nos cuidará, pero nos enseña

y nos permite padecer en menor grado lo que está padeciendo ahora y lo que el Cristo

padeció.

 

Solamante al padecer las experiencias reales más que comprender intelectualmente,

podremos llevarnos bien con los que padecen muchísimo y sentiremos empatía para con ellos.

 

Habiendo establecido el principio, puedes desarrollar otras aplicaciones tú mismo.

 

¡Qué difícil es a menudo abordar los problemas de otros,

viendo de un modo o de otro la reflexión de estos problemas en su propria vida,

experiencia humillante!

No olvida que muchas veces padeces en menor grado los sentimientos que padece

el Eterno Dios, bien para tú personalmente, bien para su cuerpo.

Si te sientes solo, el Cristo siento también la soledad.

Si te sientes rechazado, el Cristo también siente rechazado.

 

Isaías 53:3  Fue despreciado y desechado por los hombres,

varón de dolores y experimentado en el sufrimiento.

Y como escondimos de él el rostro, lo menospreciamos y no lo estimamos.

4  Ciertamente él llevó nuestras enfermedades y sufrió nuestros dolores.

Nosotros le tuvimos por azotado, como herido por Dios, y afligido.

 

Cuando tus experiencias consisten en lo que hemos mencionado,

y lo que no hemos mencionado, recuérdate que estamos todos hijos de Dios que Vive. 

Hay que vivir la vida victoriosa del Cristo a pesar de nuestras circunstancias.

 

No sois tan solo que no créais.

 

Juan 15:20  Acordaos de la palabra que yo os he dicho:

’El siervo no es mayor que su señor.’

Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán.

Si han guardado mi palabra, también guardarán la vuestra.

 

Somos bajo la disciplina severa. 

La noche está avanzada. 

Pero el gozo viene por la mañana.

 

Salmos 30: 5 Porque su ira dura sólo un momento, pero su favor dura toda la vida.

Por la noche dura el llanto, pero al amanecer vendrá la alegría.

 

En verdad podemos decir que

sólo Jesucristo es el camino para salir de este dilema.

Él es la única vía de evasión.

Alaba al Señor.

Regresa pronto Jesucristo.

Amen

 

 

Mensajes De Peter James