Gratis Distribución Animado            Mateo 10:40 El que a vosotros recibe,

Distribuye  Abiertamente  ©                                                                            a mí me recibe; y el que me recibe a mí,

¡de ninguna manera en Venta!                                                                        recibe al que me envió.

Dios es Amor                                 

                                                                                                                           ¿QUE TENGO QUE HACER?

 

                             La Santa Biblia es la Palabra Inmutable y Viva del Eterno Dios

 

                                           Mensajes de Peter James

 

                                           CONFESIÓN: LA ABOMINACIÓN

 

Más de un billón de personas hoy día quedan atrapados

por la doctrina falsa de la confesión de pecados a un sacerdote.

Según Strongs, confesarse quiere decir profesar,

reconocer abiertamente y con gozo.

Por supuesto, esta doctrina falsa se apoya en unos versículos de la biblia.

 

Vamos a considerar los hechos.

 

Las Leyes Católicas Canónicas 870 y 888 declaran que

un sacerdote tiene el poder hasta perdonarte tus pecados,

y tienes que confesar a un sacerdote al menos una vez por año para recibir la salvación.

 

Es mentira absoluta.

Se dice que sin confesarte una vez por año, estarás condenado.

 

La única confesión de pecados se hace solamente al Eterno Dios.

 

El Cristo nos dijo exactamente lo que hacer:

 

Lucas 11: 2  Padre, El les dijo: Cuando oréis, decid:

"Padre [nuestro que estás en los cielos]:

Santificado sea tu nombre; venga tu reino;

[sea hecha tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.]

3 el pan nuestro de cada día, dánoslo hoy;

4 y perdónanos nuestros pecados porque también nosotros perdonamos

a todos los que nos deben Y no nos metas en tentación, [mas líbranos del mal.]"

 

Me pregunto, ¿cuál palabra no entienden los sacerdotes sabios?

Padre, perdónanos nuestros pecados.

 

Hay un problema respecto al pecado porque,

al pecar, tienes que engendrar otros pecados para cubrir los que tienes.

Los sacerdotes pueden decir, “ pero se nos llaman ‘Padre’,

¿cómo es posible así decir lo que estás diciendo?”

 

Lo decimos porque a nadie debemos llamar ‘Padre’, como si ocupa un cargo,

en calidad de poder y de autoridad. 

Los niños tienen razón al llamar Padre o papá a su padre masculino.

 

Mateo 23: 9 Y no llaméis a nadie vuestro Padre en la tierra,

porque vuestro Padre que está en los cielos es uno solo.

 

Es posible terminar este documento aquí, pero como esto es un punto de referencia

de la Iglesia Católica dominante y manipuladora, vamos a examinarlo a fondo.

 

No encontrarás nada en ninguna parte de la biblia que exige la confesión a un sacerdote.

 

¿Qué es la confesión exactamente?

El Catequismo Católico responde:

La confesión quiere decir admitir sus pecados a un sacerdote legítimo

(de la Iglesia Católica) para obtener ‘el perdon’.

 

A la pregunta, ¿Qué son los pecados que estamos obligados a confesar?

El Catequísmo Católico responde:

“Todos nuestros pecados mortales” y exige que los adeptos

confiesan cuantas veces los han cometido.

 

Además, exige que se confiese todo pecado venial y

“conviene mencionar algun pecado mortal (grave) del pasado,

aun ya confesado “

 

Al evitar la confesión a un sacerdote resulta en:

(1)   la pena del infierno por pecado mortal; 

(2)   (2) la pena del purgatorio por el pecado venial.

 

¿Es creíble que nos dicen que confesemos de nuevo los pecados

ya confesados y por los cuales hemos recibido la absolución?

¿De qué sirve la confesión original si tendremos que hacerlo de nuevo?

¿No se dan cuenta del poder impresionante de la sangre del Cristo?

No es como el jabón en polvo inadecuado.

Al perdonarlos, el Cristo olvida nuestros pecados.

Al confesarle de nuevo un pecado ya confesado, le gustará saber lo que dices,

porque el pecado no existe más.

 

Jeremías 33: 8 Los limpiaré de toda la maldad con que pecaron contra mí;

perdonaré todos sus pecados con que pecaron y se rebelaron contra mí.

 

El Eterno Dios no dice que deje quedar un poco de pecado hasta la próxima vez.  

Es perfecto.  Su perdón es perfecto.

 

Isaías 43: 25 Yo soy, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí,

y no me acordaré más de tus pecados.

 

Es la pura verdad, a pesar de lo que enseñen sobre la confesion otra vez del mismo pecado. 

Debes recordar siempre que Satanás es el mentiroso. 

Quiere promover la idea de que tus pecados en realidad no son completamente perdonados.

 

Juan 8: 44 Vosotros sois de vuestro padre el diablo,

y queréis satisfacer los deseos de vuestro padre.

El era homicida desde el principio y no se basaba en la verdad, porque no hay verdad en él.

Cuando habla mentira, de lo suyo propio habla, porque es mentiroso y padre de mentira.

 

El sacrificio del Cristo fue perfecto, como nos demuestra el Cordero de pascua.

 

I Pedro 1:19 sino con la sangre preciosa de Cristo,

como de un cordero sin mancha y sin contaminación

 

I Juan 2:2 El es la expiación por nuestros pecados,

y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.

 

Por supuesto, se da siempre miedo quedarse sin absolución del sacerdote,

a saber, perdón, al no haber respondido enteramente a todas sus preguntas.

Al morir antés de confesarse bien, será entonces perdido por siempre.

 

Servirse del temor de la condenación eterna impone fuertemente la cooperación.

Aun no se presentaría la ocasión de ir al purgatorio.

(Otra doctrina falsa, tal sitio no existe),

por la huida del pecador de aquel sitio el sacerdote ofrecería oraciones,

durante un período indeterminado,

para que ¡no aun se toste lígeramente en vez de asar fuertemente, que es la pena del infierno!

Ten cuidado de no preguntar cuándo sale verdaderamente la persona del purgatorio,

aquel sitio espantoso, por medio de oraciones ya pagadas.

Lo cierto es que no recibirás respuesta.

 

Aun al morir el papa, va evidentemente al purgatorio,

Porque se dirán misas por ello por el mundo entero y durante muchos años.

¿Por qué nunca se dicen a los Católicos Romanos que no tienen que rezar,

o decir misas, por una persona muerta cualquiera porque había hecho en efecto tantas obras

buenas para admitirla inmediatamente a los Cielos?

¿A nadie se aplica?

 

Al no entrar en los Cielos, sino acaba al purgatorio el papa,

el primero por Dios en la tierra, ¿cómo es possible que se llegue allí?

(Otra doctrina falsa.  La biblia enseña que vamos al Seol,

que se divide en dos partes, una es sitio de consuelo y otra es sitio de tormento,

no tiene nada que ver con los Cielos).

 

Lee los documentos importantes para enterarte: La Destinación y El Espíritu en los hombres.

Destination and  The Spirit In Man

 

Según la Iglesia Católica hay dos categorías de pecado: el pecado mortal,

como el homicidio; el pecado venial, pecado insignificante, como el robo de un caramelo.

 

Encontramos el problema: todo pecado es pecado.

 

Ezequiel 18:4 He aquí que todas las almas son mías;

tanto el alma del padre como el alma del hijo son mías.

El alma que peca, ésa morirá.

 

Al no arrepentirnos, iremos a esta parte del Seol que es el sitio de tormento.

 

Por lo tanto, se introdujo la confesión privada siete siglos después del Cristo y sus apósteles.

La Iglesia Romana nos maldice con ironía al osar afirmar el hecho histórico claro

que no se observa la confesión secreta a un sacerdote desde el principio.

Al negar la institución de la confesión sacramental,

que es necesario para salvarse, según la Ley divina;

o al decir que la manera de confesión secreta a un sacerdote solo,

que ha observado la Iglesia Católica desde el principio y aun observa,

está en desacuerdo con la institución y mandamiento del Cristo y es invención humana,

anatema sea.” (Concilio de Trento, Sesión 14, Canon 6)

Dr Joe Mizzi.  Just for Catholics (Únicamente por los Católicos)

 

Vale hacer la pregunta, “¿Qué ha occurido respecto a todos los millones de Católicos,

sin hablar de los que no fueron católicos,

antes del siglo siete a quienes la confesión auricular no fue disponible porque no existió.

La confesión auricular quiere decir solamente oír lo que se habla.

 

Esta práctica nociva se apoye en este versículo:

 

Santiago 5:16 Por tanto, confesaos unos a otros vuestros pecados,

y orad unos por otros de manera que seáis sanados.

La ferviente oración del justo, obrando eficazmente, puede mucho.

 

Estudiar un versículo, según su contexto,

es una norma principal respecto a todo estudio bíblico.

Vamos por eso a ver el contexto del versículo.

 

Santiago 5: 14 Está enfermo alguno de vosotros?

Que llame a los ancianos de la iglesia y que oren por él,

ungiéndole con aceite en el nombre del Señor.

15 Y la oración de fe dará salud al enfermo, y el Señor lo levantará.

Y si ha cometido pecados, le serán perdonados.

16   Por tanto, confesaos unos a otros vuestros pecados,

y orad unos por otros de manera que seáis sanados.

 

La ferviente oración del justo, obrando eficazmente, puede mucho.

La palabra original en versículo 16 es ‘defectos’,

cuya traducción por otra partte es ‘pecados’.

 

Así, vemos, según el contexto,

que este versículo trata solamente de lo que debemos hacer

y como hacerlo cuando estamos enfermos. 

No trata de cada pecado que cometamos.

La enfermedad puede resultar directamente del pecado. 

 

Por ejemplo, la inmoralidad sexual puede causar las enferemdades sexuales.

Es cuando hay enfermedad que se dice que sea necesario llamar a los ancianos de la iglesia. 

El anciano es el que es más maduro, no es un cargo ordenado por los hombres,

para controlar los demás y mandarlos con varo de hierro.

Este es el verdadero contexto donde se menciona la salud de la persona,

con el fin de averiguar las oraciones necesarias

para que el Eterno Dios elimine la enfermedad y restituya la salud.

 

Por ejemplo, es possible que el Eterno Dios dé unas palabras claras

a una persona para hacer algo, y siendo rebelde, ella ha rehusado cumplir su instrucción. 

A otra persona es posible ver en seguida esta relación,

mientras el enfermo no lo ve en absoluto. 

Se trata de ayudar a la persona por amor.

 

No se trata de repartir la penitencia por antojo y sentido.

 

Es una abominación decir a alguien que sea perdonado,

después de haber divulgado cada pormenor sórdido de cualquier pecado,

y no tiene más que hacer penitencia, por ejemplo, decir cinco veces avemaría y una vez

Nuestro Padre,

y/o hacer un donativo por los pobres. La penitencia no es de Dios,

y quiere decir que el sacrificio del Cristo no basta para cubrir nuestros pecados,

y por eso tenemos que hacer una contribución. 

¡Es absurdo!

No hay penitencia nuestra por nuestros pecados, ningun obra cualquiera que podemos hacer.

¿Sabes que aun los paganos no tienen por lo visto la práctica de confesión?

Es una invención Católica Romana.

Quiere decir algo, ¿no?

¿Donde está el trono de Satanás?

 

Es verdad que hay cargos, como apósteles, profetas, diáconos etc, pero son puestos de

servicio.

El concepto del clero y de los laicos no es bíblico en absoluto y aun la biblia lo condena.

 

En las epístolas a las iglesias en el libro del Apocalipsis,

vemos como son condenados los hechos de los Nicolaítas en la iglesia de Efesios.

 

Apoocalipis 2: 6 Pero tienes esto: que aborreces los hechos de los nicolaítas,

que yo también aborrezco.

 

Vemos entonces en la iglesia de Pérgamo como se había establecido como doctrina sus hechos.

 

Apocalipsis 2: 15 Asimismo, tú también tienes a los que se adhieren a la doctrina

de los nicolaítas.

 

En ambos casos el Eterno Dios dice que aborrece los hechos y las doctrinas de los nicolaítas.

¿Qué ha aborrecido el Eterno Dios?

(Algunos enseñan que ellos fueron los discípulos de Nicolas, no es verdad).

 

Schofield explica la palabra Nicolaítas:

De  nikao, ‘conquistar’, y laos, ‘el pueblo’ o ‘los laicos’

No hay autoridad antigua por una secta de nicolaítas.

 

Si la palabra es simbólica, refiere a la clase más antigua de una órden sacerdotal,

o ‘clero’, y más tarde separó una hermandad igual en ‘los sacerdotes’ y ‘los laicos’.

 

Lo que en Efesios fue hechos (Apocalipsis 2: 6),

Se hizo “doctrina” en Pérgamo. (Apocalipsis 2: 15).

 

Es clara como el agua que al Eterno Dios aborrece el concepto de una dirección elitista

sobre miembros de una clase inferior. 

Somos llamados a ser hermanos, que seamos hombres o mujeres.

Lee: Hermanos y Próximos. Brothers And Neighbours

 

¿Por qué es tan importante?

Es muy importante porque los sacerdotes utilizan la Confesión para controlar

y manipular totalmente a los que son sus cargos.

 

Se enseña a los sacerdotes como llegar al meollo de todo pecado confesado.

Se sonsaca al pecador cada pormenor.

No se acepta las declaraciones generales.

Se pregunta al pecador,

¿con quien has cometido el pecado?

¿cuándo lo has cometido?

¿cuántas veces?

¿dónde lo has cometido?

con otras preguntas entrometidas necesarias.

 

Lo obligatario es enterarte del documento fascinantísimo:

The Priest The Woman The Confessional.htm (en inglés)

 

Escrito por Rev. Charles Chiniquy, exsacerdote católico romano.

 

Es muy instructivo leer también su otro libro:

Cincuenta Años en la Iglesia Romana

Fifty-Years- In-The-Church- Of Rome (en inglés)

 

Quería animarte para copiar estos libros según las conexiones susdichas para estudiarlos.

 

Habiendo leído estos dos libros,

te darás cuenta por qué tenemos que rezar por nuestros hermanos y hermanas atrapados

en el sistema satánico de Babilonia, Madre de Rameras. 

Tenemos que exponer la tiranía en lo cual son encarcelados, y que no procede del Cristo.

 

A la vez, la confesión corrompe el que habla, y el que escucha.

El interrogatorio, así podemos llamarlo, introduce a menudo

A los muy jovenes a males degradados, los cuales nunca han conocido previamente.

Algunos se hayan suicidado después de confesarse.

Muchos están más metidos en los mismos pecados de los cuales han deseado escapar.

 

Lo ingenuo y increíble es pensar que alguien que está sentado detrás de un tabique,

en un confesionario, uno de sus fieles, sea desconocido al sacerdote,

el que está sentado al otro lado del tabique.

 

Como los sacerdotes no son más que humanos, a pesar de lo que enseñen sus superiores,

se pueden rebosar del deseo de participar en la maldad depravada.

Quieren también experimentar estas cosas ellos mismos.

El chantaje es posible: sin cooperación hay repercusiones.

Como si abrimos una lata de gusanos,

vemos salir los gusanos de la fornicación, del adulterio, de la homosexualidad y del pederastia.

 

La confesión auricular de los Católicos es tan malo porque:

 

Da tanto poder al clero hasta suponer que pueden absolver los pecados.

Contamina la mente al permitir tardar los pensamientos impuros para confesarse,

y para declararlas en palabras.

Permite a un hombre tener influencia sobre una mujer,

suponiendo que su religión exige que ella le divulgue todo pecado que pasa por su mente a ella.

Las cosas que quería saber un seductor son los pensamientos de su victíma prevista.

En ningún lugar sea segura la virtud.

Esta práctica ha corrompido muchísimo la moral de las comunidades,

ve como las mujeres y los niños demandan a los sacerdotes Católicos

por daños y perjuicios a causa del abuso sexual.

 

Los puntos que aprobo en el sitio web Jesús es Señor:

http://www.Acts1711.com

 

Como conoce a sus fieles, el sacerdote puede salirse con la suya en realidad

y lograr sus deseos pecadores como explica Charles Chiniquy en sus libros.

 

No digo que se aplica a todo Sacerdote Católico.

No es verdad.

Explico solamente los problemas de confesión.

 

El meollo es que nadie pueda soportar los pecados de otros. 

No tenemos la fuerza espiritual, ni la fuerza física tampoco para hacerlo.

En todo caso, el Cristo lo hizo.

 

De vez en cuando, unas personas quieren, no sé por qué, relatar unos pecados suyos. 

Tengo que impedirlos.

No tiene nada que ver conmigo.

Existe también el problema central que nunca sería posible considerar a la persona

del mismo modo.

 

No se le consideraría como igual.

Se consideraría que esta persona fuera por alguna razón inferior a sí mismo.

 

El hecho que todos son pecadores no vendría a su mente.

 

Romanos 3:23 Porque todos pecaron y no alcanzan la gloria de Dios,

 

Olvidamos que, sin la misericordia de Dios, así seré yo.

No tenemos más que confesar nuestros pecados al Eterno Dios.

Lee estas escrituras suplementarias para confirmarlo.

 

Salmos 32:5 Mi pecado te declaré y no encubrí mi iniquidad.

Dije: "Confesaré mis rebeliones a Jehovah."

Y tú perdonaste la maldad de mi pecado. (Selah)

 

Salmos 86: 5 porque tú, oh Señor, eres bueno y perdonador,

grande en misericordia para con los que te invocan.

 

I Juan 1: 8 Si confesamos nuestros pecados,

él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.

 

Levítico 26: 40 Si ellos confiesan su iniquidad y la iniquidad de sus padres,

por la infidelidad que cometieron contra mí, y también por la hostilidad con que me

han resistido

 

Pecamos contra el Eterno Dios, por eso tenemos que confesar al Eterno Dios.

 

Como hemos declarado muchísimas veces en nuestro sitio web,

no hay ningún intermediario.

 

No necesitas a un sacerdote su intercesión ni su perdón.

No necesitas a Maria, que está al Paraíso, la intercesión, porque no puede hacerlo.

No necesitas a ninguno, salvo al Cristo,

la intercesión para obtener, o para darte, perdón de pecados.

El Cristo es nuestro mediador.

El perdón es libre y no necesita una penitencia cualquiera.

 

Unos escritores antiguos eclesiásticos,

como Chrysostom (350 AD), y Basil (350 AD),

animaron fuertemente la confesión de los pecados a Dios mismo.

 

Vale la pena de señalar que la historia continua de la Iglesia Católica Romana,

hasta el Concilio de Nicaea en 325 AD,

es cosa muy difícil a verificar, probablemente porque en primer lugar no existe.

 

Lee en la biblia estos ejemplos de la confesión de pecados a Dios mismo,

En ningun caso se ve una confesión a una persona ni a un sacerdote.

 

1, Al pecar Simón de Samaria, después de haber sido bautizado,

se le dice que  ruegue el perdón a Dios.  (Hechos 8: 2).

2.  Nunca oían las confesiones los apósteles, pero dijeron en Hechos 10:43,

que ”todo aquel que cree en él recibirá perdón de pecados por su nombre.“

3.  Pedro nunca perdonó los pecados de Cornelio (Hechos 10: 44-48)

4.  Pablo no perdonó los pecados del carcelero de Filipos Hechos 16: 30-34

5. Dios mismo puede perdonar los pecados. 

¿Quién puede perdonar pecados, sino uno solo, Dios?  Marcos 2:5-11

 

Vamos a considerar la única persona, según lo que recuerdo,

en el Nuevo Testamento que se confesó a los sacerdotes. 

¡Hay que ver!  Quizás que nos demuestre algo.  Se suicidó.

 

Mateo 27: 3 Entonces Judas, el que le había entregado, al ver que era condenado,

sintió remordimiento y devolvió las treinta piezas de plata a los principales sacerdotes

y a los ancianos,

4 diciendo: Yo he pecado entregando sangre inocente.

Pero ellos dijeron: -¿Qué nos importa a nosotros? ¡Es asunto tuyo!

5 Entonces él, arrojando las piezas de plata dentro del santuario,

se apartó, se fue y se ahorcó.

6 Los principales sacerdotes, tomando las piezas de plata, dijeron: 

No es lícito ponerlas en el tesoro de las ofrendas, porque es precio de sangre.

 

Pregunta:  ¿No dice Juan 20:23 que un sacerdote tiene poder para perdonar los pecados?   

A los que remitáis los pecados, les han sido remitidos;

y a quienes se los retengáis, les han sido retenidos."

 

Respuesta: Quiere decir, no es que los hombres puedan perdonar los pecados

(porque Dios mismo puede hacerlo),

sino ellos tenían que declarar las condiciones sobre las cuales,

a cuales carácteres, y a cual estado de ánimo, Dios perdonaría los pecados.

Dios mostraba a la gente que cumpliría tales condiciones,

que el perdón era seguramente el suyo.

A los que no cumplirán las condiciones, las personas no recibirán perdon,

y ellos mismos retendrán sus pecados.

Jesús está dando a los apósteles (y efectivamente a todo Cristiano)

El honor de anunciar a una persona las condiciones de los Cielos para recibir el perdón

de pecados.

Al creer en Jesús, un cristiano tiene derecho a anunciar el perdón de la persona.

Al rechazar el sacrificio del derramamiento del sangre de Jesucristo sobre la cruz,

como pago entero de sus pecados,

un cristiano puede anunciar que los pecados de aquella persona no han sido perdonados.

Jesucristo es el único mediador entre Dios y los hombres,

no se trata de sacerdote, de Maria, de los santos. 

Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre” 

I Tim 2: 5.

LA PENITENCIA

Pregunta:  Los Católicos creen que un sacerdote tiene poder para perdonar

o retener pecados, y para imponer a la persona la penitencia

como modo de probar la autenticidad de la confesión

y para satifacer a Dios respecto a esos pecados, ¿no es verdad?

 

Respuesta:Cree en el Señor Jesús y serás salvo, tú y tu casa”  Hechos 16:31

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados

y limpiarnos de toda maldad  I Juan 1: 9

Confesamos nuestros pecados a Dios mismo. 

No hace menciona de penitencia aquí o otra parte en la biblia. 

Nunca podemos satisfacer a Dios por buenas obras nuestras,

pero reciben el perdón los pecadores mediante el sacrificio del Cristo,

que ha satisfecho únicamente la justicia y el ira de Dios contra el pecado.

Romanos 3: 24-28

 

I Juan 2: 2  El es la expiación por nuestros pecados ….”

 

La penitencia consiste en hacer actos externos,

por ejemplo, repetición de las oraciones, del las “avemarias”,

o del rosario, como pago de pecado y para satisfacer a Dios. 

La penitencia del Catolicismo Romano se apoya en Ezequiel 18:30, Luke 13:5 y Hechos 2:38,

de donde traduce erróneamente “penitencia” por “arrepentimiento”

(metanoeo – tornar, arrepentir, cambiar de opinión).

La Iglesia Católica Romana no puede facilmente y claramente demostrar su historia antes

de 320 AD,

cuando el Emperador Romano Constantino, profesó conversion al cristianismo,

juntó los paganos y los cristianos y proclamó que era el cabeza o el pontífice de la Iglesia

Universal (Católica).

Nunca tenía entonces la iglesia antigua muchas doctrinas que ahora tiene la Iglesia Católica

Romana.

 

Isaías 8: 20 A la ley  y al testimonio!

Si ellos no hablan de acuerdo con esta palabra, es que no les ha amanecido.

 

Puedes enterarte más sobre los errores de la Iglesia Católica Romana

en el sitio web  Jesús es Señor http://www.Acts1711.com

 

Hemos visto que la práctica de confesarse a un Sacerdote

o a otra persona autorizada por ello, no es según la biblia. 

Satanás introdujo esa doctrina y la impone ahora

mediante su poder principal en la tierra, la iglesia falsa.

 

Apocalipsis 17: 5  En su frente estaba escrito un nombre, un misterio:

"Babilonia la grande, madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra."

 

Hay buenas noticias, dentro de poco Babilonia será derrumbado totalmente.

 

Apocalipsis 18: 2 Y proclamó con potente voz diciendo:

"¡Ha caído, ha caído Babilonia la grande!

Se ha convertido en habitación de demonios,

refugio de todo espíritu inmundo, y refugio de toda ave inmunda y aborrecible.

 

Dentro de poco serán memorias lejanas la Confesión, la Penitencia,

y muchísimas otras doctrinas abominables que mantienen en cautiverio a más de un billón

de personas.

 

En verdad podemos decir que

sólo Jesucristo es el camino para salir de este dilema.

Él es la única vía de evasión.

Alaba al Señor.

Regresa pronto Jesucristo.

Amen

     

     Mensajes De Peter James